Negocio financiero

Popular cree en la pasión, cercanía y estómago de la banca

“El negocio sigue siendo de personas, de escuchar y de confianza”, explica el responsable de banca de clientes de Popular

De izquierda a derecha: Diego Olmedilla, director general de Facyre, Carlos Balado, subdirector general y director del área de Comunicación, Marca y Relaciones Corporativas de Popular y Pedro Larumbre, vicepresidente de Facyre.
De izquierda a derecha: Diego Olmedilla, director general de Facyre, Carlos Balado, subdirector general y director del área de Comunicación, Marca y Relaciones Corporativas de Popular y Pedro Larumbre, vicepresidente de Facyre.

Los tiempos cambian, y parece que mucho, sobre todo para algunos sectores, como el financiero. La banca es uno de los negocios en los que más está influyendo en su transformación la digitalización. En menos de una década se ha pasado de apostar por una oficina bancaria en cada esquina a llevar a cabo cierres masivos de sucursales y de entidades financieras. La deteriorada reputación de la banca también ha influido en el negocio bancario.

Pese a ello, hay aún entidades que siguen apostando “por el trato personal, por escuchar al cliente, por la cercanía”. Eso es al menos lo que expuso ayer Miguel Ángel Luna, director de banca de clientes de Banco Popular al clausurar las II jornadas Gastro Business, organizadas por la entidad financiera y la Federación de Asociaciones y Cocineros y Reposteros de España (Facyre).

Estas jornadas forman parte del programa impulso de Popular, con el que el banco pretende afianzar más su marca en sectores del tejido industrial y apoyar iniciativas empresariales en diversos sectores. “La especialización en empresas particulares de Popular le permite aportar experiencia y capacidad financiera y, con ello, impulsar el crecimiento de las empresas en sectores como la cultura, el deporte y la gastronomía”, señala el banco.

La entidad, además, destaca la importancia que tiene el sector de la gastronomía para la marca España tanto a nivel nacional como internacional. Da trabajo en la actualidad a 1,5 millones de personas, su peso en el Producto Interior Bruto (PIB) es del 7,6% y su facturación creció el pasado año un 9,2%.

Carlos Balado, subdirector de Banco Popular, reiteró ayer la apuesta del banco por el sector gastronómico al recordar que España suma hasta un total de 188 espacios gastronómicos galardonados con Estrellas Michelín: ocho con tres estrellas, 23 con dos y 157 con una estrecha.

Miguel Ángel Luna destacó, aunque parezca extraño, las similitudes del negocio de la gastronomía con el de la banca. Mantiene que el negocio de la banca como el de la hostelería y restauración en general, sigue siendo cuestión de “personas, de escuchar al cliente, de cercanía, de pasión y de cariño y confianza”.

Ricard Camarena, del restaurante del mismo nombre y con una Estrella Michelín, dio una lección de humildad y talento en estas jornadas que bien se puede aplicar al sector financiero de estos tiempos tan “convulsos para el sector”, como lo definió Luna.

“He aprendido mucho más de perder el dinero que de ganarlo”, reconoció este cocinero, que declaró que en 2012 había perdido todo. “Cerré el restaurante y la culpa fue solo mía y me tuve que replantear toda mi vida”, explicó Ridcard Carmena, ahora uno de los cocineros más reconocidos de España. Pero optó por comenzar de nuevo y abrió Ricard Camarena Restaurant, su proyecto gastronómico por el que su cocina ha recibido una Estrella Michelin y tres Soles Repsol.

El local, que se inauguró en junio de 2012, tan solo tardó seis meses en ser galardonado por la prestigiosa guía gastronómica.

Ahora cuenta con varios restaurantes de diferentes tipos y comida, con menús de 10 euros, como el Central Bar, abierto todo el año, hasta el restaurante con Estrella Michelín, con menús de 45 a 105 euros.

El directivo aprovechó para pedir a los asistentes, unos 200 profesionales y empresarios del sector gastronómico, que “perdieran el miedo a acudir a la banca”, porque en Popular “queremos dar créditos y estar cerca de cada pequeño empresario, de cada pequeño restaurante”.

La entidad que preside Ángel Ron concedió en el primer trimestre del presente ejercicio 4.770 millones de euros en créditos a las pequeñas y medianas empresas.

UBS y Goldman Sachs satisfechos

Las jornadas gastronómicas se celebraron ayer en medio del proceso de la ampliación de capital de Popular por 2.505 millones de euros. La operación finalizará el viernes, aunque una semana antes finalizó la venta de acciones nuevas a los accionistas minoritarios. Fuentes financieras aseguran que tanto UBS como Goldman Sachs, principales bancos aseguradores de la ampliación, están satisfechos con la operación, sobre todo, con el tramo institucional colocado a inversores internacionales. Los principales accionistas del banco ya comunicaron la semana pasada que habían acudido a la ampliación y renovaron su compromiso con la entidad. En la parte minorista se ha superado “con creces” el 30% que se había establecido para este tramo. El núcleo estable:_ Allianz, la familia mexicana Del Valle y Banque Federative du Credit Mutuel ofrecieron Popular su compromiso de apoyar la ampliación. La sindicatura también. A marzo, el 53% de su capital estaba en manos de accionistas internacionales.