Mercado inmobiliario

Velázquez emerge como extensión de la ‘milla de oro’

Tienda de Violeta by Mango en la calle de Velázquez.
Tienda de Violeta by Mango en la calle de Velázquez.

Velázquez, una de las calles señoriales de Madrid, en pleno distrito de Salamanca, está emergiendo como extensión de la milla de oro para marcas nacionales e internacionales. Esta vía tradicionalmente ha estado repleta de oficinas, pero el peso del retail recaía más en las aledañas Serrano, Ortega y Gasset o Goya.

Desde 2015 y en lo que va de año, 26 marcas han decidido su traslado o han abierto ya un enseña en este eje paralelo a Serrano, que va de sur a norte de la ciudad, desde el Retiro a Chamartín.

El año pasado se firmó la apertura de 18 locales en esa vía y ocho en 2016. Entre las marcas que han apostado por abrir allí se encuentra la estadounidense Double Agent, la francesa Maje, la tienda multimarca Fulham o Violeta by Mango.

Las marcas que se han ubicado en esta vía están enfocadas a un mercado premium, a diferencia de las firmas de lujo ubicadas en Ortega y Gasset o en algunos tramos de Serrano, y de las de consumo masivo ubicadas en Goya.

“La calle Velázquez ha sufrido más recientemente una profunda transformación en su mix comercial y es cada vez más una opción para operadores nacionales e internacionales que quieran ubicarse en esta zona de Madrid a menos coste por metro cuadrado”, se señala en un informe de la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield.

Esa zona de Madrid fue diseñada en el siglo XIX en forma de cuadrícula por el marqués de Salamanca. El área más demandada del barrio es Serrano y su perpendicular Ortega y Gasset, donde las grandes enseñas del lujo posicionan sus flagships. Le siguen todas las calles aledañas que permiten hacer un circuito peatonal de compras, como Ayala, Hermosilla y Claudio Coello. Más hacia el este, paralela a Serrano, Velázquez típicamente ha sido una excelente zona de oficinas, pero sin grandes marcas.

Los altos precios en Serrano y Ortega y Gasset, que se mueven en el entorno de 230 a 265 euros por metro cuadrado, hace que muchas firmas no puedan permitirse acceder a la milla de oro y busquen nuevas ubicaciones. “Esta calle viene despertando desde 2014 la atención de muchas marcas, formando hoy día ya parte de la ruta comercial de este barrio madrileño”, se destaca en esta consultora.

“Hay un resurgir en Velázquez porque se ha reactivado el mercado y porque muchas empresas que quieren estar en el barrio de Salamanca no se pueden permitir las rentas de Serrano”, explica Ignacio Acha, responsable de retail en Madrid de Cushman & Wakefield. En esta vía, los alquileres se mueven entre los 65 y los 80 euros en el tramo más demando, que va desde Goya a la calle de Don Ramón de la Cruz.

Eso significa que el precio de la mejor zona de Velázquez es hasta cuatro veces más barata que Serrano. “Su ubicación estratégica en el corazón del barrio, unida a buenas comunicaciones y a una fuerte concentración de edificios de oficinas en la zona, ha contribuido para el ascenso de esta vía comercial, que tiene cada vez más peso y que complementa a la perfección el mix de toda la zona”, se destaca en este informe de la consultora.

La dinámica en esta calle cambió en 2014, cuando ya se pusieron siete nuevos rótulos, frente a unos años anteriores en que las aperturas como mucho llegaban a dos al año.

Entre las últimas firmas en decidirse a entrar en ese eje se encuentran las marcas de moda EKS, Nude o Jonndo. Entre la gastronomía, los nuevos locales se adaptan a referencias como Joselito Restaurante, Grupo Cacheiro, Atlántico o Fit Food.

Por sectores de actividad, el 45% de los locales en esta vía corresponden a firmas de moda, el 31% están destinados a servicios, el 19% a restaurantes y el 5% al hogar.

Con la nueva ‘flagship’ de Pronovias

Una de las aperturas más destacadas de la calle de Velázquez es la de Pronovias, que se ha trasladado del número 55 de esa misma vía al número 29 buscando una boutique mucho más grande.

El nuevo local, inaugurado recientemente, responde a lo que los expertos denominan como flaghship, una gran tienda que sea enseña en una ciudad. En este caso, se trata de 800 metros cuadrados de superficie distribuidos en dos plantas.

En el espacio dejado en el número 55 han entrado la firma portuguesa de moda masculina Mr. Blue y la británica Accesorize, dedicada a complementos.

Otro de los referentes es la nueva sastrería inglesa Belgrave Sq 1820, que recientemente ha llevado su tradición desde Londres al número 61, o la tienda multimarca Yab en el número 76.