Capital riesgo

El capital riesgo aportó 534 millones a empresas emergentes

Supone el 81% del total

El presidente de Ascri, Javier Ulecia.
El presidente de Ascri, Javier Ulecia.

El 81% de la financiación de las empresas emergentes procede de fondos de capital riesgo, que aportaron 534 millones de euros en 2015, con 388 millones de euros de fondos extranjeros, según los datos recopilados por la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (Ascri).

Así, la actividad inversora de los fondos de capital riesgo se ha incrementado un 86% desde los 286,8 millones de 2014 a los 534 millones de 2015; mientras que la aportación de los fondos de capital riesgo internacionales ha aumentado más de un 150%, hasta los 388 millones.

El informe anual “Actividad de Venture Capital y Private Equity en España 2016” muestra que la inversión total de distintos agentes, tanto públicos como privados, en empresas emergentes ascendió a 659,4 millones de euros, un 83% más que en 2014, y el número de operaciones pasó de 1.140 a 1.527, por lo que la inversión media por operación en 2015 fue de 432 millones de euros.

Por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid concentraron el 60% de la inversión total, con gran peso de los inversores extranjeros.

Así, el sector público continúa concentrando el 56% de las inversiones, aunque fueron los fondos corporativos internacionales los que más invirtieron, 290 millones de euros, equivalentes a un 44% del total.

El número de operaciones de los fondos de capital riesgo registró un ligero aumento en 2015, pero el verdadero incremento se vio en la cantidad invertida, que pasó de 286,8 millones a 534 millones.

“Se han hecho más operaciones y las que se han hecho han sido con más dinero”, ha explicado el presidente del comité de capital riesgo de Ascri, Carlos Trenchs, en rueda de prensa. De estos 534 millones, 509 se destinaron a empresas tecnológicas y, en concreto, a las TIC, que recibieron 423 millones de euros.

Los fondos de capital riesgo suelen intervenir en la fase intermedia en la que las empresas están creciendo, aunque tienen un resultado antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) negativo, y en la fase final, cuando ya es positivo y crecen.

Por su parte, las aceleradoras e incubadoras realizaron el 20% de las operaciones totales de inversión en España, con una inversión de 34,3 millones de euros y se centran, sobre todo, en fases intermedias.

El peso del sector público “tanto en inversión como en operaciones ha sido bastante estable”, como ha asegurado Trenchs.

“Está muy bien que el dinero público apoye, pero nosotros, que estamos en la trinchera, en el mercado, tenemos más capacidad; que pongan dinero en nuestros fondos”, ha matizado el presidente de Ascri, Javier Ulecia.

En este sentido, Ulecia ha añadido que los fondos ICO han sido “fundamentales” y que sin ese dinero habrían necesitado “dinero privado, y eso es una tarea titánica”. En términos generales, el presidente de Ascri ha comentado que en 2015 hubo una disminución en inversión debido a que se redujo el número de grandes operaciones y a las salidas a bolsas, entre otros motivos. Ulecia también se ha pronunciado sobre la situación política y no cree que repercuta en la inversión ya que “el estado del sector es favorable”.