Distribución

Primark quiere ser el doble de grande en España

Tienda de Primark en la Gran Vía.
Tienda de Primark en la Gran Vía.

España no es un mercado maduro para la enseña Primark. Nos queda mucho espacio para crecer”, señaló ayer John Bason, director financiero de la marca textil irlandesa, que ya se ha colocado como la primera enseña española de venta de ropa por cuota de mercado, según datos de la consultora Kantar Worldpanel, con un 9% de cuota y 8,9 millones de clientes en el año. La compañía estima que es posible duplicar su espacio comercial en España “a medio plazo” pero que no se marcan este crecimiento como un objetivo a fuego. “No queremos señalar una fecha para lograrlo porque vamos creciendo en función de las oportunidades”, señaló Bason.

España es un país “que nos gusta mucho y fue el revulsivo para el crecimiento internacional de la compañía hace 10 años”, afirmó el directivo. Bason visitó Madrid para celebrar el décimo aniversario de la apertura de la primera tienda de la compañía en el centro comercial Plenilunio, en mayo de 2006.

Sin embargo, “el objetivo que nos hemos marcado, de entrar en calles principales de las ciudades con locales de entre 4.000 y 5.000 metros cuadrados, hace que nuestra expansión vaya más lenta o que en ocasiones tengamos que optar por centros comerciales”, explicó Bason. Las últimas aperturas en España ha sido en Palma de Mallorca, Valencia, Tarragona. Están construyendo la nueva tienda de Bilbao, en la calle Gran Vía, tras un acuerdo de alquiler a largo plazo alcanzado recientemente con el BBVA, que cederá un gran espacio en su emblemática torre de la Plaza Circular.

Precisamente, la tienda de Gran Vía en Madrid, que abrió el pasado mes de octubre con una superficie comercial de 12.356 metros cuadrados, es uno de los bastiones del crecimiento de la compañía. Es la segunda tienda más grande de la compañía y la segunda que más vende, por detrás de la de Manchester.

Gracias a ella, la enseña cerró el ejercicio fiscal de 2015 (que concluyó el pasado mes de septiembre) con un crecimiento de las ventas del 16%, hasta los 920 millones de euros ingresados en España. “El país es el tercer mercado en importancia para Primark”, aseguró el ejecutivo.

  • Ventas online descartadas

El director financiero explicó que la empresa tiene prácticamente descartada la venta online de sus productos porque “el escaso margen por prenda no nos permite sostener los costes”. “Solo las marcas con precios más altos se lo pueden permitir”, afirmó.

La compañía asegura que puede mantener los precios más bajos del mercado porque “apenas hace publicidad, compra grandes volúmenes de prendas y directamente a proveedores, se abastece de materias primas cerca del lugar donde produce, no demora el pago a proveedores y fabrica en países con acuerdos arancelarios con la Unión Europea”. Actualmente, hay siete centros de distribución de Primark, uno en Irlanda, dos en Reino Unido, uno en Alemania, en República Checa, uno en EEUU y uno en España. En concreto, el almacén de Torija ha doblado su tamaño en el último año, con 84.000 metros cuadrados y da servicio a España, Portugal y el sur de Francia.

La irlandesa emplea a más de 5.000 trabajadores repartidos en 41 tiendas en España. Espera incrementar su plantilla “de manera natural con las aperturas” pero no pueden “asegurar que el resultado será de duplicar los empleados también”, dijo Bason.