Pact juega con motivar a través del dinero de los propios usuarios
Pact, la app que te paga si comes bien y vas al gimnasio

Pact, la app que te paga si comes bien y vas al gimnasio

"Poderoso caballero Don Dinero", reza el refrán castellano y parece que es el lema de la aplicación Pact, un curioso software que se propone que vayamos más al gimnasio y que comamos un poco mejor cada día. Y es que al final, como en la carretera, la amenaza de llevarnos una multa o el premio de ganar unos euros es lo que nos va a motivar más para ponernos las zapatillas o comer una ensalada en lugar de una hamburguesa.

Pact es una aplicación que podemos encontrar en la App Store y Google Play que tiene un curioso planteamiento: nos llevaremos un premio en dinero contante y sonante su cumplimos el pacto que hagamos con ella como puede ser ir una serie de veces al gimnasio o comer una cantidad específica de vegetales a la semana.

Pero no es que los desarrolladores sean los que ponen el dinero en la plataforma, son los propios usuarios los que lo aportan. Es una especie de apuesta en la que ponemos una cantidad que irá aumentando o disminuyendo, si es que cumplimos o no con lo prometido. Como podéis imaginar, los que cobran lo hacen de la parte que pierden los que no han cumplido su parte del trato. Si bien es cierto, la parte probada más "científica" es que probaremos que hemos ido al gimnasio a través del GPS del móvil, que no sólo contará con que hayamos ido a cierto sitio, sino el tiempo que hemos estado en él, y la comida exigirá un "foodie", es decir, una foto del plato que nos hemos comido en el momento en el que nos lo vamos a comer (se reconoce la información EXIF de la fotografía).

¿Harías más deporte o comerías mejor si te llevas un premio en metálico?

Pact, la app que te paga si comes bien y vas al gimnasio

Pues parece que el dinero sí que motiva a los usuarios de esta particular aplicación ya que sus creadores indican que el 95% de sus usuarios son capaces de alcanzar sus metas.  Bien es cierto que se gana poco y se pierde fácilmente de nuestra cuenta por no cumplir con un vegetal comido o una visita al gimnasio (que nos cuesta cerca de 5 dólares), lo que hace que nos pensemos muy mucho atacar ese Bic Mac que tenemos delante o pasar una tarde en el sofá cuando deberíamos ponernos las zapatillas.

Normas