Fintech

Aquila: “La banca será irrelevante: cobra mucho y ofrece poco”

La compañía interviene en el 50% de todos los accidentes de coche de todo el mundo

Tony Aquila, presidente y fundador de Solera Holding.
Tony Aquila, presidente y fundador de Solera Holding.

Tony Aquila no es un directivo al uso. El fundador y presidente del grupo Solera –líder mundial en programas informáticos para aseguradoras y talleres; con un valor superior a los 6.000 millones de euros, y 3.600 empleados en 75 países– dirige su imperio desde su rancho de Texas. Aquila no tiene estudios superiores, pero sí experiencia en las fuerzas de élite del ejército de Estados Unidos (los navy seals). En 2007 llevó a su grupo a debutar en Bolsa.

Tony Aquila, en su rancho de Texas.
Tony Aquila, en su rancho de Texas.

Cansado de la visión cortoplacista de los inversores, hace unos meses decidió aliarse con el fondo de capital riesgo más importante del sector tecnológico –Vista Partners–, con Goldman Sachs y con Koch Industries, para recomprar la compañía y tener un enfoque a largo plazo. Su obsesión es la innovación. El directivo participó hace dos semanas en un foro sectorial en Barcelona, donde encandiló a al público con frases para la polémica: “La violencia es bella, todas las revoluciones son violentas. Y ahora estamos inmersos en una revolución tecnológica”.


Pregunta. ¿Cómo ha contribuido el grupo Solera a cambiar la industria aseguradora en los últimos años?

Respuesta. Reparar un coche, ya sea por un siniestro de chapa, para reponer un cristal o para pintarlo, es una actividad eminentemente humana. Y la uniformidad en la actividad humana es difícil de mantener, sobre todo cuando hablamos millones de actuaciones, de procesos, de piezas. Así que no es fácil replicar un conocimiento consistente. Nosotros nos planteamos estructurar estos procesos, dando forma a los datos que recopilamos. Solo así da igual que el vehículo a reparar sea un BMW, un Porche, un Mercedes o un Ferrari. Nosotros estandarizamos procesos y hacemos más fácil acceder a toda la información. De esta forma, podemos reducir costes de fricción, porque si no fuera así, habría que negociar cada una de las reparaciones entre el taller y la aseguradora.


P. Los procesos también se hacen más rápidos…

R. Cuando se suprimen costes de fricción ganas tiempo. También se mejora la satisfacción del cliente, y se añade transparencia. Nuestra principal misión es crear más transparencia en el mercado. La falta de transparencia genera desconfianza, lo que aumenta los costes de negociación. Antes de que ofreciéramos nuestras soluciones, se tardaban cerca de dos semanas en pactar un precio para una reparación grave. Ahora se tarda 30 minutos.

Tony Aquila, durante su intervención en el foro IBIS, en Barcelona.
Tony Aquila, durante su intervención en el foro IBIS, en Barcelona.


P. ¿Con cuántas compañías de seguros trabajáis en todo el mundo?

R. Una de nuestras tecnologías es utilizada por el 80% de todas las aseguradoras que están en el segmento de automóviles. Calculamos que nuestro sistema participa en el 50% de todos los accidentes de tráfico que se producen en el mundo. A las compañías de seguros les interesa mucho toda la información que les suministramos. Ellos solo quieren pagarte cuanto antes, y no tener que entrar en negociaciones, porque no quieren perderte como cliente.


P. También trabajáis con bancos... ¿Qué clase de servicios les prestáis?

R. Los bancos controlan una parte de lo que llamamos reaseguro. Por ejemplo, en Estados Unidos si compras un coche a crédito y luego no lo aseguras, en caso de accidente el propio crédito incluye un cierto grado de cobertura aseguradora. Ahora vemos que quieren utilizar nuestros productos para mejorar la satisfacción del cliente. A veces se habla de que las compañías de seguros son poco relevantes, pero realmente son los bancos lo más irrelevante que hay en la vida: les pagas dinero y no te aportan prácticamente nada.


El grupo ficha a 100 ingenieros en España

Tony Aquila, presidente de Solera.
Tony Aquila, presidente de Solera.

P. ¿Ha visto oportunidades de inversión en España?
R. Sí, hemos adquirido alguna compañía. Pero me gustaría que el país tuviera una visión más agresiva en la apuestas por alianzas tecnológicas. España tiene jóvenes muy bien formados, pero muchos están dejando el país. En Alemania, la mayoría de nuestros ingenieros proceden de España. En los últimos seis meses hemos contratado a 100 ingenieros aquí, y si la situación fuera mejor contrataríamos a muchos más. Pero necesitamos un mayor compromiso del Gobierno con la industria, para incentivar la innovación, como hace Estados Unidos en Silicon Valley. Incluso Alemania se está dando cuenta de que se ha quedado atrás en esta carrera. La mayor innovación que se puede dar hoy por hoy es la tecnología.

P ¿Vista os apoyarán en la estrategia de fusiones y adquisiciones, que es parte de la filosofía de Solera??
R Por supuesto. Un tipo como yo nunca dejaría que se decapitara la esencia de lo que somos. Nos aliamos con gente que nos permita seguir haciendo lo que hemos venido haciendo en los últimos años. Se trata sobre todo de tener visión a largo plazo. Creo que los fondos de capital riesgo tiene un enfoque a un plazo demasiado corto. En el futuro esto cambiará, y tendrán más paciencia. Además, se enfocarán en estrategias muy específicas. Tardarán décadas en vender los activos que compran.

P ¿Cómo puede explicar la operación de Vista?
R Por primera vez en la historia de la tecnología se ha visto que una misma compañía de capital riesgo vuelve al accionariado de una empresa en la que ya estuvo, y que sacó a Bolsa. ¿Te imaginas qué costes de fricción que ha implicado el vender y luego volver a comprar? La falta de innovación por culpa de una mirada a corto plazo es dramática. Los fondos de capital riesgo, a partir del tercer año de la entrada en el capital, ya no se plantean volver a invertir, sino cuándo salir. Esta estrategia no funciona en el mundo del software. Lo puedes hacer con fabricantes de electrodomésticos, con industrias, pero no con programación.

P. ¿Qué les puede aportar Solera?

R. En el futuro tendrán que preocuparse por la protección de la identidad y por otras cuestiones de seguridad. Ellos ayudan a financiar la compra de los principales activos que la mayoría de la gente: casa y coche. Pero hay poca gestión posterior de estos activos. Poca vocación de protección. Los bancos son muy populares porque la gente les necesita para comprar sus principales activos. Creo que acabarán entrando en nuestro universo.


P. ¿Cuántas compañías ha comprado a lo largo de su carrera?


R.
Unas 50. Tal vez más. Seguiremos con la estrategia de innovación y adquisiciones, en lugar de hacer como otros fusiones y adquisiciones. Nuestra estrategia no es comprar, controlar y cambiar la identidad, sino preservarla. Tenemos un enfoque similar al del capital riesgo, pero con un enfoque a muchísimo más largo plazo. Nosotros invertimos, ponemos en común las diferentes tecnologías… Inventamos cosas, invertimos para desarrollarlas y las distribuimos.


P. ¿Cómo os va a ayudar la alianza con Vista Partners? 

R. Robert Smith, fundador de Vista, es de la misma edad que yo, tenemos un pasado similar, ambos tenemos espíritu empresarial… Decidí que era bueno sacar a Solera de Bolsa y dar entrada al capital riesgo, con Vista, con Charles Koch, el estadounidense más rico en la actualidad… Al final, se trata de unir a un grupo de personas e inversores que compartimos una visión a largo plazo.