Nuevos cajeros

BBVA reducirá un 30% su coste de tratar efectivo

"Es una tecnología que está suscitando interés en todo el sector bancario español"

Hombre operando en un cajero BBVA
Hombre operando en un cajero BBVA

BBVA sigue avanzando en la modernización de sus instalaciones. La adquisición de 900 nuevos cajeros de Wincor Nixor le permitirá, según los propios datos de la firma especializada en soluciones informáticas para comercios y banca, reducir hasta en un 30% el coste derivado del manejo de efectivo.

Y es que los nuevos terminales cuentan con tecnología de reciclado de dinero, que hace que no sea necesario que los empleados de la entidad traten con el efectivo, una operación que, según Gonzalo Suarez de Alba, director de la división bancaria en España, “no aporta ningún tipo de valor añadido a los clientes, pero sí encarece notablemente los costes”.

Las 900 nuevas máquinas, ya disponibles, permiten que los mismos billetes que ingresan los clientes se puedan reutilizar para las retiradas de efectivo, lo que permite que el tiempo que el personal de la oficina dedicaba antes a numerar, contabilizar y administrar el efectivo se pueda dedicar a otros menesteres.

“BBVA tiene intención de estandarizar esta tecnología de reciclado de efectivos a lo largo de toda su red de cajeros”, señaló Suarez durante la celebración del Seminario Internacional de Ejecutivos 2016 de Wincor Nixdorf. BBVA, por el momento, ha optado por no pronunciarse. “Es evidente que este tipo de cajeros han llegado a España con mucho retraso, pero están suscitando un gran interés por parte no solo de BBVA, sino de todo el sector bancario español”, indicó el directivo de Wincor.