Banca

Entra en vigor el nuevo sistema de aportaciones al FGD

La contribución de cada entidad al fondo que protege los depósitos se calculará de forma individual

Contarán la liquidez, la solvencia y el modelo de gestión

Luis María Linde, gobernador del Banco de España.
Luis María Linde, gobernador del Banco de España.

Los bancos contribuirán al Fondo de Garantía de Depósitos en función de sus niveles de solvencia, calidad de activos y modelo de negocio. La circular del Banco de España que define el nuevo sistema para nutrir la protección del ahorrador entra en vigor mañana, después de que el BOE haya publicado el texto esta mañana.

De cara al ahorrador no hay cambios. En cada depósito de una entidad financiera domiciliada en España (no así para los bancos que operan con ficha de otro país de la UE) los primeros 100.000 euros están garantizados por el FGD. Para la banca sí hay cambios. Las aportaciones, hasta ahora un porcentaje fijo de los depósitos de la banca (un dos por mil), se calcularán ahora individualmente, y solo habrá un fondo de garantía, no tres como ahora (bancos, cajas y cooperativas).

Los criterios para el cálculo son cinco: capital, liquidez y financiación, calidad de los activos, modelo de negocio y modelo de gestión, y pérdidas potenciales para el FGD. La aportación final dependerá de los depósitos que deba garantizar cada entidad, de la tasa de aportación del conjunto de los bancos, ponderada esta aportación por el nivel de riesgo de cada banco, que puede rebajar las contribuciones en un 25% o elevarlas en un 50%. Asimismo, el FGD puede ajustar las aportaciones al alza o a la baja, y hasta un 20%, en función criterios cíclicos.

Estas modificaciones van en línea con la Unión Bancaria Europea, entre cuyos objetivos está evitar que los fondos de garantía de depósitos tengan que rescatar entidades financieras, así como crear un mecanismo europeo de resolución de bancos. Así, en paralelo a las aportaciones a este fondo (el objetivo es llegar al 0,8% de los depósitos protegidos) las entidades tendrán que aportar también al mecanismo europeo de resolución de bancos.

La circular, que estuvo a consulta desde finales del año pasado, se adecúa al mandato encomendado por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que ha publicado las directrices sobre el método de cálculo de las aportaciones a los sistemas de garantía de depósitos. El nuevo mecanismo estará en vigor para las aportaciones correspondientes a este año 2016. Las entidades financieras tendrán que detallar antes de finales de mayo de cada año la información necesaria (a cierre del ejercicio anterior) para determinar sus aportaciones.