Tecnología

Indra centralizará todos sus servicios administrativos en una nueva filial

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

Indra ultima la creación de una nueva filial, denominada Indra Corporate Services, que prestará servicios administrativos de forma centralizada a todas las sociedades del grupo. Según explican a CincoDías fuentes de la compañía, la nueva filial agrupará servicios de diferentes áreas de la multinacional española (tesorería, gestión de recursos humanos, unidades de administración de pedidos de compras, seguridad en el trabajo y servicios generales, entre otras). Con su creación, el grupo busca simplificar las estructuras organizativas y alcanzar una mayor eficiencia.

La operación de segregación de activos para constituir la nueva filial, que estará formada por el patrimonio de Indra Sistemas destinado actualmente a la prestación de servicios compartidos, será propuesta en la próxima junta general de accionistas de la tecnológica, que tendrá lugar el próximo 29 de junio.

Las fuentes citadas aclaran que toda la plantilla de la nueva filial estará formada por empleados actuales del grupo. “Aún no hemos establecido el número exacto, pero calculamos que serán unos 300”. Todas las personas traspasadas a la nueva compañía mantendrán sus derechos y condiciones laborales actuales, según precisa la multinacional, “pues Indra Corporate Services se subrogará en los derechos y obligaciones del personal afecto a la unidad económica traspasada”.

Sin externalización o deslocalización

Desde la tecnológica se destaca también que no está prevista la externalización o deslocalización de los servicios. “Lo que pretendemos es mejorar la calidad de los servicios que se prestan a otras entidades del grupo (para que estas se focalicen en sus negocios), favorecer que Indra opere de una forma global más eficiente, y favorecer y posibilitar la prestación de servicios administrativos ajenos al grupo”. Pese a este último apunte, las fuentes consultadas aseguran que Indra Corporate Services no tiene previsto en el corto plazo ofrecer sus servicios a otras empresas.

La creación de la nueva filial se enmarca dentro del plan de transformación puesto en marcha hace unos meses por el grupo español, que preside Fernando Abril-Martorell, y que, según explicaron, persigue mejorar el modelo de control de gestión e implementar planes de eficiencia y de optimización de costes de la compañía. El grupo presume de que las acciones puestas en marcha han supuesto importantes mejoras en los márgenes y resultados del grupo en los últimos trimestres. Por ejemplo, el margen ebit recurrente alcanzó el 4,6% en el primer trimestre de 2016, en comparación con el 0,5% del mismo periodo del año anterior, y el ebit creció hasta los 29 millones de euros, frente a la cifra negativa de un millón del primer trimestre de 2015.

Indra Corporate Services tendrá su sede en el edificio de Indra en la calle Anabel Segura en Alcobendas (Madrid), pero la multinacional prevé que la nueva filial tenga otro centro regional en Latinoamérica.

Deloitte, nuevo auditor

El grupo tecnológico español también aprobará en la próxima junta de accionistas el nombramiento de Deloitte como nuevo auditor de cuentas para los próximos tres años. La compañía, que tenía a KPMG como auditor desde 1992, ha decidido asumir desde un primer momento la reciente regulación sobre el mercado de la auditoría, que establece la rotación obligatoria de las firmas de auditoría cada cierto número de años, aunque está previsto un periodo transitorio para la aplicación de esta nueva normativa.