Samsung Pay llega a España el 2 de junio

Samsung Pay llega a España el 2 de junio

Antes que lleguen a nuestro país Android Pay y Apple Pay, las plataformas de pago desde el teléfono inteligente de Google y Apple, respectivamente, el próximo día 2 de junio comenzará a operar en España el sistema Samsung Pay. La compañía surcoreana se ha adelantado a sus próximos competidores en nuestro mercado y ha anunciado la disponibilidad inmediata de esta plataforma que, por el momento, contará con acuerdos con El Corte Inglés o La Caixa, entre otras varias entidades financieras que se anunciarán durante la próxima semana.

Samsung Pay permitirá operar con varios bancos desde el móvil desde el próximo 2 de junio en España

Ya en el Mobile World Congress 2016, durante el pasado mes de febrero en Barcelona, la compañía surcoreana mostró Samsung Pay en los diferentes puestos de demostración con el recién presentado Samsung Galaxy S7 y la versión de pantalla curva, el Samsung Galaxy S7 edge. Y ahora, poco tiempo después, España se convierte en el primer país europeo en que aterriza la plataforma de pago electrónico, según informa  El País. Así, igual que ahora se puede pagar en casi cualquier TPV acercando la tarjeta de crédito o débito, se podrá hacer exactamente lo mismo pero acercando el móvil, y sin tener que llevar ninguna tarjeta encima físicamente.

Samsung Pay llega a España el 2 de junio

En cuanto a los dispositivos compatibles, se espera que próximamente se incluyan otros modelos del catálogo de la surcoreana, pero por el momento se podrá utilizar Samsung Pay con los dispositivos Samsung Galaxy S6 y S7 y sus correspondientes versiones Edge, además del Samsung Galaxy A5 y el Samsung Galaxy Note 5. Por supuesto, serán también compatibles los nuevos Samsung Galaxy C5 y C7 que están próximos a su lanzamiento, así como el nuevo Samsung Galaxy Note 6 que también llegará en los próximos meses.

Para este sistema, Samsung cuenta con tres piezas clave: Knox, conectividad NFC y seguridad biométrica. El primero de ellos es el entorno seguro a través de software, mientras que la conectividad NFC es la que hace posible el pago sin contacto, por proximidad, y la seguridad biométrica es la que garantiza, a través de la huella dactilar del usuario, que los datos bancarios están protegidos de la mejor forma posible.

Normas