Comercio minorista

Las ventas del sector textil se tambalean tras dos años de subida

Las ventas del sector textil han cerrado el primer cuatrimestre de 2016 con una caída del 3,5%.

La inestabilidad política, las rebajas masivas y la climatología lastran el año.

Imagen de una de las últimas rebajas.
Imagen de una de las últimas rebajas.

Para el comercio textil, desde luego, es un comienzo de año desalentador”, afirmó ayer el presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos Acotex, Eduardo Zamácola. El sector llevaba encadenando dos años consecutivos de alza de la facturación y el primer cuatrimestre de 2016, ha sido un mazazo. Hasta abril, las ventas han caído un 3,5% en las tiendas españolas, según comentaron desde Acotex.

“Nadie lo esperaba. Toda la industria estimaba crecimientos y nosotros habíamos hecho una previsión de aumento de las ventas del 5% en este año”, resaltó Zamácola. Sin embargo, tras los datos presentados, el presidente no tuvo más remedio que afirmar que, ahora mismo, “esperamos cerrar el año al menos en positivo” en cuanto a ventas.

Zamácola explicó, en la rueda de prensa de presentación de los datos, que “la falta de confianza por la incertidumbre política ha paralizado el consumo y las inversiones”. “La gente tenía ganas de comprar, se veía una pequeña recuperación del consumo que ahora se ha retraído”, señaló. Además, el “efecto climatológico, con un invierno cálido y un comienzo de la primavera frío, ha tenido un impacto importante”, destacó el presidente.

Los datos del año pasado permitían confiar en que el sector seguiría creciendo. “Ya habíamos tocado fondo”, dijo el presidente. Así, la facturación del sector textil creció un 7,71% en 2015 en España, hasta los 17.743 millones de euros. Fue el segundo año de crecimiento consecutivo, después de seis años de caídas imparables, tal y como se extrae del informe anual El Comercio Textil en Cifras presentado por Acotex.

El sector generó a lo largo del pasado ejercicio un total de 5.955 nuevos puestos de trabajo, alcanzando los 193.829 empleos, un 3,17% más que en 2014. Antes de la crisis, el comercio textil empleaba a 224.231 personas en 2006.

Además, por segundo año consecutivo se ha incrementado el número de establecimientos comerciales. Se crearon 1.383 nuevos puntos de venta para alcanzar un total de 61.387 tiendas de moda en España. En 2006, operaban 73.160 establecimientos.

El presidente alertó de que, pese a la subida de la facturación, “los márgenes y la rentabilidad no son los de antes de la crisis porque se aplican campañas contínuas de descuentos agresivos”.

Zamácola señaló que el mantenimiento constante de las rebajas “erosiona la rentabilidad y el negocio”. Zamácola ha señalado que mientras haya “grandes marcas” que ofrezcan “ese tipo de descuentos” arrastrarán al resto.