Aerolíneas

Ryanair dispara beneficios y prepara una bajada de precios

Varios aviones de la aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair.
Varios aviones de la aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair. EFE

La aerolínea de bajo coste Ryanair prepara un recorte de precios de los billetes ante la perspectiva de una nueva guerra de tarifas aéreas en Europa. La compañía ha disparado sus beneficios en el último ejercicio fiscal en un 43%, hasta los 1.200 millones de euros.

"Si hay una guerra de tarifas, Ryanair va a resultar vencedora”. Así de seguro se mostraba este lunes Michael O’Leary, presidente de la aerolínea irlandesa Ryanair, en la videoconferencia en la que presentó sus resultados del ejercicio fiscal 2015-2016, que cerró el pasado 31 de marzo. La empresa planea una fuerte rebaja del precio de sus billetes de avión para la próxima temporada, anticipándose a una “nueva guerra de precios en el sector”, señaló O’Leary y con el objetivo de incrementar su cuota de mercado y mantener sus beneficios.

La compañía estima que reducirá sus tarifas un 7% de media en el año, con rebajas de entre el 10% y el 12% en la temporada invernal. Los precios se mantendrán “estables” en la época de verano, la más rentable en Europa. La aerolínea, la más grande de Europa por número de pasajeros, presenta más batalla a sus competidores directos, que se quejan del impacto de la fortísima competencia en el sector. De hecho, algunas aerolíneas ya han avanzado que no podrán incrementar su capacidad de transporte y flota por la erosión de los márgenes de la caída de los billetes. El consejero delegado de Lufthansa, Carsten Spohr, ya afirmó la semana pasada ante la prensa que “hay demasiada capacidad en el mercado, demasiados competidores”, lo que tendrá un impacto importante en el mercado.

Ryanair espera incrementar sus pasajeros en un 9%, hasta los 116 millones de viajeros con esta rebaja. Sin embargo, estos recortes no saldrán gratis en términos económicos. La aerolínea estima que sus beneficios solo crecerán un 13% en el próximo ejercicio fiscal, hasta marzo de 2017.

Y dice “solo” porque los beneficios netos de la empresa se dispararon en el pasado ejercicio. Ryanair registró el año pasado un beneficio neto de 1.242 millones de euros, lo que supone un 43% más que en el ejercicio anterior. La compañía aérea justificó esta mejora en “el modelo de costes más bajos del programa Siempre Mejorando (Always Getting Better) que ha atraído a millones de nuevos clientes” a la marca.

La aerolínea incrementó un 16% sus ingresos, hasta los 6.536 millones de euros, tras aumentar sus pasajeros un 18%, hasta los 106,4 millones de viajeros transportados, frente a los 80 millones de su ejercicio fiscal anterior. Su factor de ocupación aumentó cinco puntos porcentuales, hasta alcanzar el 93%.

La empresa redujo su cifra de gastos un 6% respecto al año anterior debido a la apertura de nuevas rutas y el coste de fuel bajó un 2%. En concreto, el grupo destinó 2.071,4 millones de euros al combustible (+4%) mientras que los cargos por ‘handlings’ y tasas aeroportuarias se incrementaron un 17%, hasta los 830,6 millones de euros.

El grupo comentó que ya ha encargado 41 aviones B737 para el próximo año. Además, recibió 52 nuevos aviones de este mismo modelo, hasta aumentar la flota a 380 al final del ejercicio fiscal. Asimismo, abrió siete nuevas bases en Belfast, Berlín Corfu, Gotemburgo, Ibiza, Milán-Malpensa y Santiago en estos 12 meses y han anunciado la apertura de otras siete nuevas bases en Bucarest, Hamburgo, Nuremberg, Praga, Sofía, Timisoara (Rumanía) y Vilna (Lituania), también inauguro más de 100 nuevas rutas.

La empresa espera ahorros en los próximos dos años ante la caída del precio del crudo y ya dispone del 95% del fuel para 2017 y del 44% de cara a 2018, con un precio de 62 dólares (55,3 euros) y de 50 dólares (44,6 euros) por barril.