Operaciones corporativas

Bayer hace oficial su opa de 55.200 millones por Monsanto

La operación se lanza a 122 dólares, con una prima del 36%

Bayer prevé financiarla con deuda y emisiones de derechos

Logo de Bayer en unas instalaciones del gigante químico y farmacéutico.
Logo de Bayer en unas instalaciones del gigante químico y farmacéutico. REUTERS

La alemana Bayer presentó ayer una oferta para adquirir Monsanto por una cifra que supera los 55.000 millones de euros. Esta operación, que se enmarca como la mayor del año, hace visible la concentración que se está viviendo dentro del sector químico y cuya decisión ya se ha trasladado al parqué bursátil. 

Las posibles negociaciones que darían pie a crear la mayor compañía de semillas y fertilizantes se han materializado. Bayer, el grupo químico y farmacéutico alemán, ha realizado una oferta en efectivo para adquirir todas las acciones de la estadounidense Monsanto a un precio de 122 dólares por acción (108,6 euros), según ha informado la compañía.

El acuerdo que se produce dos semanas después de que la empresa germana comunicara su oferta al otro lado del Atlántico, supone valorar la compañía en 55.213 millones de euros con una prima del 37% sobre el precio al que cerraron las acciones de la empresa estadounidense el pasado 9 de mayo, un día antes de la oferta.

Por su parte, el grupo alemán se ha mostrado “altamente confiado” en su capacidad para sufragar esta operación después de mantener una conversación con sus bancos financiadores, Credit Suisse y Bank of America. Además, según han emitido en un comunicado, el dinero necesario para la transacción se reunirá a través de una combinación de deuda y capital propio, representado este último el 25% del valor de la compra. Se convierte así en la mayor adquisición de empresas de la historia de Alemania y la cuarta a nivel mundial de una operación en efectivo.

Tras este movimiento, la tercera mayor compañía del mundo en productos de agricultura consigue posicionarse como primera en el ranking de fusiones y adquisiciones en 2016 por encima de China National Chemical quien adquirió el pasado marzo Syngenta AG por 43.000 millones de dólares (40.779,3 millones de euros), ambas dedicadas a este mismo sector.

Lo que comenzó con la fusión de Dow Chemical y DuPont a un precio de 114.000 millones en 2015, parece apuntar hacia una concentración del sector como una manera de hacer frente a la caída de los precios del trigo de los últimos años.

En este contexto, la unión de ambas empresas las sitúa como líder mundial dentro del sector, aprovechando la fortaleza de Bayer, cuya cuota de mercado de productos químicos asciende al 18%. Monsanto por su parte representa el 26% del mercado.

Días antes de la operación, UBS Global Asset Management, uno de los accionistas de la empresa alemana, aseguró encontrarse “preocupado” por el impacto que tendría la operación en la situación financiera de Bayer, ya que el hecho de no contar con capacidad económica para llevar a cabo esta operación, podría dañar el valor del grupo. Según Bloomberg, Bayer estaría estudiando la venta de algunos de sus negocios como la división de veterinaria y la filial de plásticos Covestro, de la que aún posee el 69% de la compañía.

La multinacional de Leverkusen que facturó 11.940 millones en el primer trimestre de 2016 de los que 3.025 provenían de la división de agricultura, calcula que esta operación le permitiría alcanzar alrededor de unos 1.315 millones anuales a partir del tercer año, así como otros beneficios procedentes de la integración en el futuro.

Werner Baumann, consejero delegado del grupo alemán, tiene la intención de mantener en la localidad estadounidense de San Luis la sede del negocio de las semillas y tratamientos norteamericanos, así como el centro de investigación y desarrollo para estos segmentos, según precisó.