Euro 2016

Ver a España en la Eurocopa tiene precio: 1.800 euros

La única opción pasa por las entradas en palcos privados, que van desde los 1.800 euros hasta los 9.000

La selección española de fútbol, en su último partido ante Rumanía.
La selección española de fútbol, en su último partido ante Rumanía.

La selección española de fútbol debutará en Toulouse el 13 de junio en la Eurocopa de Francia, el gran torneo continental de naciones. A ella, el equipo nacional acude entre el debate con la lista de jugadores convocados por el entrenador, Vicente del Bosque, y con la sombra de la eliminación en primera ronda del pasado Mundial de Brasil. El rendimiento deportivo no podrá comprobarse hasta ese día, pero una cosa ya es segura: comprar entradas de grada para los tres partidos que, por el momento, tiene asegurados la selección es imposible.

Además de en Toulouse, España jugará el 17 de junio en Niza, ante Turquía, y cerrará la primera ronda ante Croacia el día 21, en Burdeos. La única opción para quien quiera ver a la selección en alguna de esas sedes pasa por adquirir entradas vip. El portal online de entradas de la UEFA se ha encargado de vender los casi dos millones de entradas puestas a disposición del público, de los 2,5 millones que pueden acoger las 10 sedes del torneo para todos los partidos que se disputarán. Por la vía ordinaria, no hay disponibilidad de localidad alguna para los partidos de España. Sí la hay, por ejemplo, para el partido inaugural del torneo, que enfrentará a la anfitriona, Francia, contra Rumanía, el 10 de junio en el estadio de Saint Denis, en la categoría más cara: 595 euros, 445 en localidades de visibilidad reducida.

Ver a España en la Eurocopa tiene precio: 1.800 euros

El resto corresponden a patrocinadores, compromisos con las federaciones nacionales, y hospitality, entre otros. Para este último concepto, la UEFA ha reservado un 6% del aforo, unas 150.000 entradas en total. Este concepto une fútbol con una importante oferta gastronómica o música en directo, además de situarse en los mejores asientos de los estadios. La opción menos costosa para el bolsillo de los aficionados a la selección española cuesta 1.800 euros por entrada, compartiendo palco privado con otros aficionados. Esta opción está disponible para los tres partidos de la primera fase, pero no es la única. Si se reúne un grupo de 12 personas, existe la posibilidad de alquilar un palco completo para los partidos contra la República Checa y Croacia, por un precio de 21.600 euros. Esta opción ya está agotada para el encuentro contra Turquía, en Niza.

Las alternativas siguen aumentando en la misma medida que lo hacen los precios, aunque ya incluyen más de un partido. La categoría de venta “A la carta”, permite contratar un mínimo de tres partidos a elección del cliente por 4.500 euros, por lo que el precio por partido se reduce a 1.500. Si a esos tres partidos se le añade una semifinal o la final, el paquete sube su precio hasta los 7.000 euros por persona, y si se opta por incluir esos dos encuentros decisivos, el coste aumenta a los 9.500 euros.

La última vía, quizá la menos interesantes para quienes solo desean ver los partidos a España, son los paquetes por sedes, que dan derecho a ver todos los partidos que se sitúen en una sola ciudad. Los más baratos cuestan 3.900 euros por cuatro partidos: tres de la ronda de liguilla y uno de octavos de final en Niza y Toulouse. La más cara, y que está disponible, incluye cinco partidos en Niza: tres de la primera ronda, un partido de octavos de final, y un pase para la final de París. El precio total:8.300 euros.