Valor a examen

¿A qué se deben los máximos de Prosegur en Bolsa?

Radiografía de Prosegur Ampliar foto

La primera mitad de año está siendo bastante convulsa para el conjunto de los activos, pero en especial para la renta variable. A pesar de que en lo que va de 2016 el Ibex 35 se deja más de un 8% y el Ibex Medium Cap, un 9%, es posible encontrar diamantes en bruto. Una de estas joyas es Prosegur. La empresa de seguridad acumula una revalorización del 33%. En este ascenso mucho han tenido que ver dos acontecimientos: la presentación de los resultados trimestrales y los cambios de Gobierno en Argentina. Por si la revalorización no fuera suficiente, Prosegur cotiza en zona de máximos históricos: los 5,6 euros por acción.

Gemma Hurtado, gestora principal de Mirabaud Equities, resalta que estas subidas están apoyadas por los fundamentales. “La compañía ha registrado unos resultados por encima de lo esperado en el primer trimestre. No obstante, estos se han visto difuminados por el efecto negativo del tipo de cambio”, apunta.La experta señala como principales debilidades la depreciación del peso argentino y el real brasileño debido a la fuerte exposición que Prosegur tiene en Latinoamérica, región del mundo de donde proceden más de la mitad de sus ingresos. El impacto negativo del tipo de cambio provoca por ejemplo que las ventas en América Latina registren incrementos orgánicos del 17,6% pero que por efectos del tipo de cambio el aumento se traduzca en una caída del 15,3%.

“La parte alta de los resultados registra unos fuertes crecimientos con elevada visibilidad”, afirma Hurtado. Junto a esto, la gestora indica el buen comportamiento obtenido a nivel de márgenes. “Esto ha sido fruto de la puesta en marcha de medidas de ajuste en negocios con cierto peligro”, subraya.

Jaime Díez, analista de XTB, coincide con Hurtado a la hora de apuntar las razones que justifican la tendencia alcista que mantienen las acciones de la compañía. El experto considera que la exposición a las economías emergentes son tanto la fortaleza como la debilidad del negocio de Prosegur. “La gestión del riesgo emergente” es la principal amenaza para la cotizada, según Díez. No obstante, el analista se muestra optimista con el futuro de la empresa y considera que los momentos más críticos ya han pasado. De esta forma, el experto descarta que se vuelvan a vivir episodios de volatilidad como los acontecidos en las primeras seis semanas de 2016 o en agosto de 2015, momentos en los que la debilidad mostrada por China hizo tambalear al resto de economías emergentes.

Si esta visión optimista se confirma, existirían razones para que la tendencia alcista prosiga su camino, tal y como afirma Díez. Eso sí, también puede ocurrir todo lo contrario. Es decir, que la estabilización de la economía en Latinoamérica no fuera como se espera. Si el deterioro de países como Argentina y Brasil fuese mayor de lo previsto, esto se traduciría en una mayor depreciación de las divisas y tendría su traslación a la cuenta de resultados de Prosegur.

Díez considera, además, que la mejora de los márgenes son un signo distintivo de la solidez que parece mostrar la situación financiera de la compañía a día de hoy con una deuda de 1,5 veces el ebitda. Según el experto, esto sitúa a la empresa en predisposición para generar ingresos y beneficios en periodos de recesión.

Desde que Prosegur publicó sus resultados, el pasado 6 de mayo, dos casas de análisis han elevado la recomendación. Así N+1 pasa de aconsejar vender a comprar y sube su precio objetivo desde los 4,18 euros por acción a los 5,36 actuales. A ella se une Eva Dimensions que recomienda sobreponderar. Asimismo, otras cinco firmas aumentan su precio para los próximos 12 meses. De entre estas destaca JP Morgan que mantiene una posición neutral respecto a la empresa, en línea con el sector, aunque destaca su preferencia por Prosegur frente a otras como Securitas. “Pensamos que es una compañía bien gestionada con buen crecimiento estructural y oportunidades.Esperamos que España (concentra el 25% de los ingresos) continúe mejorando aunque creemos que todavía hay un cierto riesgo de incertidumbre macro en Latinoamérica, especialmente en Brasil (23% de los ingresos) y Argentina (22% de ingresos)”, advierten desde la entidad estadounidense. JP Morgan, al igual de Gemma Hurtado, considera que tras los últimos repuntes Prosegur cotiza a niveles muy exigentes.

Las claves

Recomendaciones. Junto a la mejora de las recomendaciones tras la publicación de los resultados, el 37,5% de las casas de análisis que siguen a Prosegur aconseja comprar títulos de la compañía.El mismo porcentaje (37,5%) considera que lo más apropiado es mantener, frente al 25% que se decanta por la venta.

Precio objetivo. El consenso del mercado consultado por Bloomberg fija como precio objetivo los 5,24 euros por título.Es decir, respecto al cierre del viernes, el consenso considera que la compañía ya ha agotado todo su potencial. No obstante, algunas casas de análisis como CaixaBank o Ahorro Corporación se muestran más confiados y le otorgan un margen de mejora a sus títulos del 32% y 34%, respectivamente.

Fortalezas. Juan Gómez Bada, de Avantage Capital, considera que el cambio de gobierno en Argentina está permitiendo a la compañía traer a España los recursos que tenía inmovilizados en aquel país.A esto, los expertos suman los resultados del primer trimestre.