Redes sociales se enfrentan a críticas por «expresiones de odio»