Infraestructuras
Aparcamiento Acueducto Oriental, de 560 plazas, gestionado por Isolux en Segovia.
Aparcamiento Acueducto Oriental, de 560 plazas, gestionado por Isolux en Segovia.

Isolux intenta salvar sus 'parking' del plan urgente de desinversiones

Esgrime un acuerdo con el fondo Oak Hill para vender la filial a partir de 2019

Una vez traspasadas las concesiones de autopistas (1.609 kilómetros) al fondo canadiense PSP, y con las líneas de distribución eléctrica en venta (6.000 kilómetros, principalmente en Brasil), Isolux quiere evitar desprenderse del gran activo que le queda en régimen de concesión, la división de aparcamientos.

El grupo, en serios problemas financieros, es uno de los cuatro principales operadores de parking de España, con algo más de 30.000 plazas repartidas en 57 concesiones. Unas instalaciones que dan presencia a la empresa en 18 provincias.

El interés de la compañía que preside Luis Delso por este negocio ha sido intermitente, en función de las necesidades de circulante en los últimos años. Isolux Aparcamientos fue puesta en venta en 2013, pero la falta de ofertas atractivas hizo que se recondiserara la operación y que esta fuera aplazada hasta que se consolidara la recuperación económica. Ahora es un acuerdo con un grupo de fondos gestionado por Oak Hill Advisors, firmado en 2014, el que dificulta la disposición de estos activos para la venta. Pese a que la banca lleva meses considerando esta opción en busca de la reducción de deuda de Isolux, la dirección insiste en mantener posiciones en este negocio.

Oak Hill inyectó 100 millones hace dos años para que Isolux pudiera atender compromisos de inversión en nuevos aparcamientos. La intención de ambos socios es potenciar la división, hacerla madurar, y proceder a su venta en un solo bloque entre el cuarto trimestre de 2019 y el primer semestre de 2020.

La filial tiene 30.000 plazas y ha realizado inversiones entre diciembre y este mes de mayo

El socio inversor no tiene participación en Isolux Corsán Aparcamientos, pero en virtud del acuerdo de inversión puede vetar cualquier decisión clave: participa en el diseño del plan de negocio, y tiene voto en la toma o venta de cualquiera de los aparcamientos. La deuda bancaria que arrastra este área alcanza los 117 millones y las fuentes consultadas aseguran que Oak Hill tiene una opción de tanteo sobre estos activos.

  • Últimas incorporaciones

Desde el acuerdo con el gestor de fondos con sedes en Reino Unido y EE UU, Isolux ha adquirido 7.750 plazas, de las que 4.200 se han incorporado a lo largo de 2015, ejercicio que Isolux culminó con unas pérdidas de 52 millones de euros. De los 100 millones de inversión comprometidos, el fondo ha desembolsado 63 millones al cierre del pasado ejercicio.

La última adquisición por parte de Isolux Corsán Aparcamientos se produjo la semana pasada en San Lucar de Barrameda (Cádiz) con un parking de 2.000 plazas. El pasado diciembre ya se hizo con otro en Tenerife con capacidad para 708 vehículos.

Mientras los acreedores de la firma de infraestructuras dan vueltas al plan de rescate, en el sector del aparcamiento se agolpan las operaciones de desinversión tras un fuerte proceso de concentración durante la crisis. El grupo luso Silva & Silva lleva años tratando de colocar Empark, que surgió de la integración de la portuguesa Emparque con Cintra Aparcamientos; el fondo nórdico EQT está recibiendo muestras de interés por Parkia, resultado de la fusión de los aparcamientos de Mutua Madrileña y de la citada EQT; y algunos de los inversores del núcleo duro de Saba (KKR, Torreal y ProA) tienen abierta la puerta de salida del capital de la firma controlada por La Caixa.

Los aparcamientos de Isolux facturaron 13 millones en 2013 y las ventas subieron a 15 millones en 2014. La compañía no ha desglosado en su informe de 2015 el comportamiento de esta división. El margen bruto de explotación bajó del 54% en 2013, a un 33% en 2014.

La filial de aparcamientos tiene especial presencia en Andalucía y las ciudades de Bilbao, Cuenca y Valladolid. Apenas cuenta con un aparcamiento en Madrid y no tiene activos en Barcelona. En su cesta figuran aparcamientos en rotación; contratos de gestión de estacionamientos en superficie (zona ORA) y plazas de aparcamiento para residentes.

Traspaso de autopistas con equipo directivo incluido

La segregación de Isolux Infrastructure en dos partes, con la entrega de las autopistas al fondo canadiense PSP, ha supuesto la salida de destacados directivos del grupo español en el campo de las concesiones.

PSP trabaja aún en la formación del consejo y equipo directivo de la nueva Roadis (con nueve autopistas en España, Brasil, India, México y EE UU), que tendrá como consejero delegado al anterior jefe de autopistas de Isolux, José Antonio Labarra, quien acumuló experiencia en proyectos de Ferrovial como la 407 de Toronto o la SH-130 de Texas.

José Ramón Ballesteros, que ha forjado la mayor parte de su carrera en Isolux, pasa al perímetro de PSP como consejero delegado de Roadis USA.

Con ellos han sido traspasados 2.500 empleados, medio centenar de ellos de servicios centrales y dirección.