Entrevista

Juanma Romero (TVE): “Me grabé 150 veces antes de mi primera charla en público”

Juanma Romero, director y presentador del programa Emprende en el Canal 24 horas de TVE.
Juanma Romero, director y presentador del programa Emprende en el Canal 24 horas de TVE.

Dirige y presenta el programa Emprende en el Canal 24 horas de TVE, acumula decenas de premios, y ha sido considerado uno de los 10 mejores profesionales de comunicación en España por Ten Business Experts. Sin embargo, él asegura sentirse en continuo proceso de aprendizaje y nos cuenta sus trucos para ser mejor profesional y persona cada día.

Es experto en visibilidad y magnetismo personal. Ayuda a profesionales a dar charlas atractivas y a tener soltura ante los medios. ¿Es más cuestión de aprendizaje que de talento? Es decir, ¿cree que todo el mundo puede aprender?

Sin lugar a dudas. Una persona puede tener talento y le puede salir natural, pero el resto tenemos que aprender, saber cuándo sonreír, cuándo hacer pausas, coger soltura. No hay nadie que no pueda, aunque sea tartamudo. Solo hay que proponérselo, aprender y hacerlo. Esfuerzo, esfuerzo y esfuerzo.

Nadie duda de que ahora es un gran profesional, con decenas de premios y una larga carrera en medios, pero en algún momento tuvo que empezar… ¿Recuerda cómo fue su primera aparición pública?

Fue hace 20 años y, antes de ir, me grabé 150 veces en una cinta VHS y analicé los errores hasta la saciedad. Dirán que lo hice bien, pero básicamente es que iba bien preparado.

Desde luego… Ahora supongamos que le está viendo un profesional que mañana tiene que enfrentarse a su primera aparición pública. ¿Qué tres consejos básicos le daría?

Que vaya preparado, que sepa bien de qué va a hablar y que se lo tome con tranquilidad. Debe recordar, por un lado, que lo que hay al otro lado es un ser humano como él, que también tiene sus problemas, y por otro, que la otra persona nos está cediendo su tiempo, así que hay que darle algo de valor para no hacérselo perder.

Estos consejos de magnetismo, que imparte ¿también son aplicables para alguien que esté buscando financiación para su proyecto o negociar un acuerdo?

Por supuesto. Tienes que conseguir que la persona que está hablando contigo se sienta a gusto. No se trata tanto de que tú hables mucho como de que dejes que la otra persona hable. ¿Y por qué? Porque los seres humanos amamos hablar. No hay que intentar vender a la primera, sino caerle bien, mirar las fotos de sus nietos… Ya le contarás lo tuyo más adelante. Luego hay muchas técnicas que te ayudan a llegar a esa persona: cómo sonreír, mover las cejas…

¿Mover las cejas?

Sí. Si tú quieres que alguien que sabes que no te iba a saludar te salude, solo tienes que saludarle subiendo las cejas. Es casi seguro que la otra persona te devolverá el saludo de cejas, es algo instintivo. Y su razonamiento será: “lo he saludado, será que no me cae tan mal”. Entre otras técnicas de vendedor.

¿Por ejemplo?

La técnica del espejo. Si la persona cruza los brazos, tú al cabo de un rato los cruzas. Si se toca la oreja, tú te tocas la contraria. Así la otra persona se siente más cercana a ti.

¿Y qué hay del vestuario? Vd. contaba el otro día en su blog que no había ido bien vestido a una reunión y que por eso no había vendido unos cursos. Vd. iba en vaqueros y su interlocutor con traje y corbata. ¿Hasta qué punto cree que afecta la vestimenta en el éxito de un discurso?

Depende de para qué. Quizá en entornos de startup no sea imprescindible, pero si vas a vender tu imagen sí debes ir con traje y corbata. En el caso que me comentas, perdí la venta.

Siguiendo con los emprendedores. Uno de sus últimos programas en TVE trataba de las “creencias limitantes” que sufren los emprendedores y que les hacen perder confianza en sus proyectos. ¿Qué formas conoce de borrar a ese “enemigo interno”?

Te voy a contar lo que he hecho esta mañana. Ayer tuve mal día y hoy empezaba a plantearme que también tendría un mal día. Pero me he mirado al espejo, me he sonreído y me he dicho: “Juanma, no van a poder contigo”. Y ha salido mejor. No es que esto solucione nada en sí mismo, pero lo enfrentas todo de forma diferente. Se trata de no limitarse de entrada.

No tirarse nunca por tierra.

Justo. Si te invitan a una charla, no te preguntes por qué te han llamado. ¡Te han llamado porque eres el mejor! Mira, lo peor que me ha pasado en mi carrera ocurrió hace tres meses. Iba a presentar un acto en el Hotel Ritz de Madrid, con la flor y nata de la economía madrileña. Vino hasta el entonces ministro Soria. Me había comido un filete con mucha sal, que eso es como el Loctite, y de repente empiezo a hablar delante de todos y noto que la lengua se me queda pegada al paladar y no puedo vocalizar bien. Pues el ministro debió de pensar que o estaba borracho o no sabía hablar. Imagínate el disgusto que me llevé. Pero ¿sabes cuánto me duró el disgusto?

No…

Unos doce segundos. Desde que salí del Ritz hasta que cogí la moto. Porque a ver, ¿qué es lo peor que me podía pasar?

¿Qué pensaran que estaba borracho?

No, haberme muerto. Lo del ministro es una chorrada, ¿no te parece?

En su libro En patera y haciendo agua, Vd. da pistas sobre cómo hacer buen uso de la tecnología en entorno profesional y personal. ¿Qué errores o excesos ha detectado que estamos cometiendo para decidir que tenía que escribir este libro?

Fue porque vi a mis hijos hacer uso excesivo del ordenador y del móvil. Y luego, en el trabajo, a veces la gente está en una reunión y te dicen “me he dejado el móvil en casa, no sé si volver”. Hombre, si te es imprescindible para trabaja, vale, pero si te has ido a tomar un vermut con tu mujer, tómatelo tranquilo y deja el móvil en paz.

Como experto en tecnologías, Vd. va a ser el conductor del próximo Innovation Meet que se celebrará el 31 de mayo en Madrid y que este año estará dedicado a la tecnología espacial. La mayor novedad de esta edición es que, por una vez, no será un “escaparate” de innovaciones al que acudan las empresas, sino que serán las empresas las que expongan qué tecnologías necesitan que alguien invente. ¿Le parece útil este cambio de perspectiva?

Me parece excelente. Es como quien tiene una enfermedad y busca quién la solucione. Si nadie dice que existe, no van a investigar. Recomiendo este evento a emprendedores y a cualquiera que tenga una empresa o tenga que trabajar con temas de tecnología, que hoy en día es todo el mundo.

Ya para acabar, ¿cuál considera que es su mayor logro?

A parte de mi mujer y mis hijos, el tesón y el trabajo. Tesón para levantarme a las 6 de la mañana o para pasarme unas vacaciones encerrado en la biblioteca trabajando. No hay más mérito que ese.