El consumo privado no es malo: economista