Telecomunicaciones

Pallete confirma los objetivos de Telefónica ante su primera junta

La operadora se posiciona tras el veto de Bruselas a la venta de O2 a Hutchison

La teleco fonfirmó sus objetivos financieros, de reducción de deuda y de dividendo

La OPV de Telxius, entre las primeras medidas para reducir deuda

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

José María Álvarez-Pallete se va a presentar hoy ante los accionistas de Telefónica. Será la primera vez que presida la junta, tras ser nombrado presidente ejecutivo de la operadora a principios de abril en sustitución de César Alierta. Y la reunión llega en un momento de gran trascendencia para Telefónica, que ayer vio como la Comisión Europea (CE) bloqueaba la venta de su filial británica O2 a Hutchison, en una operación valorada en más de 10.250 millones de libras (unos 12.960 millones de euros) que la teleco iba a haber destinado en su mayoría a reducir deuda.

En este escenario, y conocida la decisión comunitaria, Pallete podrá presentarse ante los accionistas con todas las cartas en su mano para tratar el futuro de la compañía. Por delante, Telefónica mando un mensaje claro. En un hecho relevante remitido a la CNMV, la teleco confirmó ayer que mantiene los objetivos financieros, el ratio de apalancamiento y la política de dividendos propuesta, que prevé este año el pago de 0,75 euros por acción.

Esta comunicación contribuyó a dar tranquilidad en Bolsa a Telefónica, cuyas acciones bajaron ayer poco más de un 1%, por detrás del Ibex 35. También la agencia Fitch confirmó que la decisión de Bruselas sobre no afectará la calificación crediticia de Telefónica

Eso sí, el mercado va a pedir a la compañía un plan de actuaciones para reducir deuda y mantener el rating. El propio Pallete dio un adelanto sobre las intenciones del grupo en un evento sobre el sector organizado el pasado martes por UGT. Entre las opciones que maneja la empresa está la OPV de Telxius, filial de infraestructuras que agrupa torres de telefonía móvil y cables submarinos, que podría alcanzar una valoración superior a 5.000 millones de euros. La intención de Telefónica pasa por enviar el folleto de la OPV a la CNMV próximamente.

Pallete también indicó que Telefónica optaría por el scrip dividend para el segundo tramo del dividendo anual. De hecho, en el orden del día de la junta ya figura esta opción, con la que la empresa reduciría la salida de caja en cerca de 1.500 millones de euros. El directivo apuntó también otras medidas de eficiencia internas. La empresa podría vender también las participaciones que tiene en grupos como BBVA (0,69%) y China Unicom (2,5%), y emitir híbridos por un importe hasta 5.000 millones. Pallete, en cualquier caso, afirmó que la teleco seguirá con el proceso de reducción de deuda, que conllevará la tranquilidad para los inversores y las agencias de calificación.

Telefónica cerró marzo con una deuda financiera neta de 50.213 millones de euros, con un ratio frente al beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) de 3,02 veces. No obstante, Telefónica mantiene su compromiso de reducir este ratio por debajo de 2,35 veces. El grupo tenía en marzo una liquidez superior a 19.900 millones.

Con respecto al futuro de O2, en el mercado se especula con su posible venta por parte de Telefónica a otro comprador. Entre los posibles aspirantes figuran grupos de banda ancha como Sky, Talk Talk o Liberty Global. Esta última indicó que estudiaría la opción. Entre los interesados también podría figurar la francesa Iliad, que estudia entrar en Reino Unido.

Pese al proceso de venta, que empezó a principios de 2015, O2 ha mantenido una evolución positiva. Los ingresos por servicio móvil crecieron un 2,6% en 2015 y el margen aumentó dos puntos porcentuales hasta el 26,3%. Además, mantiene una fuerte generación de caja. En 2015 registró un oibda superior a 1.800 millones de euros. En esta línea, HSBC señaló que la vuelta de O2 al perímetro de consolidación de Telefónica mejoraría el servicio de la deuda y la cobertura del dividendo de la teleco.

El consejero delegado de O2, Ronan Dunne, señaló ayer que los clientes seguirán siendo la principal prioridad para la empresa, que continuará diferenciándose y compitiendo fuerte para obtener éxito a largo plazo. O2 cuenta con más de 25 millones de clientes móviles, y presume de ser es el operador con los mejores índices de satisfacción de cliente del mercado británico.

Los accionistas votarán el dividendo de 2016

Telefónica va a celebrar hoy su junta anual de accionistas. En la reunión se va a votar la propuesta de retribución al inversor para 2016, que incluye un dividendo de 0,75 euros por acción. El primer pago, por un importe de 0,40 euros por título en efectivo, tendrá lugar el 19 de mayo. El segundo se abonará probablemente en noviembre bajo la fórmula del scrip dividend, en la que el accionista podrá elegir entre efectivo y acciones.

Además, la junta votará la amortización de acciones propias representativas del 1,5% del capital social, tal y como sucedió el pasado año. En su última comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), del pasado 15 de enero, la teleco indicó que tenía en autocartera el 3,29% del capital.

José María Álvarez-Pallete destacará ante los inversores la retribución que ofrece la compañía. A los precios actuales, la rentabilidad por dividendo de la acción de Telefónica ronda el 8%, una de las mayores del sector en todo el mundo.

Además, la operadora presentará a los accionistas su renovado consejo de administración, con la incorporación de los nuevos miembros que ha tenido lugar tras la llegada a la presidencia de Pallete. Así, se someterá al voto de los accionistas la ratificación de los nombramientos de Sabina Fluxà, Javier Echenique, Peter Löscher, ex presidente de Siemens, y Juan Ignacio Cirac como consejeros independientes. También se votará la ratificación de Wang Xiaochu (presidente de China Unicom), nombrado por cooptación en septiembre pasado; y la reelección de Isidro Fainé, Julio Linares, Peter Erskine y Antonio Massanell en sus cargos para los próximos cuatro años.