Tarjetas virtuales para comprar por Internet con seguridad

Tarjetas virtuales para comprar por Internet con seguridad

Comprar por Internet es más cómodo, y en muchas ocasiones es más económico. Sin embargo, también es más inseguro si no se utilizan las herramientas idóneas, y es lo que en ocasiones lleva a los usuarios a volver al comercio físico. Pero para evitar los problemas de seguridad, y los riesgos que entraña registrar los datos de nuestra tarjeta de crédito o débito, en el comercio online podemos hacer uso de las llamadas 'tarjetas virtuales', de prepago, que están especialmente diseñadas para esto: las compras por Internet.

Cómo funcionan las tarjetas virtuales para comprar por Internet, y por qué son más seguras que nuestra tarjeta de crédito o débito

Cada vez más bancos incluyen en las tarjetas de crédito o débito un seguro limitado contra el fraude en Internet, que cubre una cifra máxima en estafas para la compra por Internet. Además, también los comercios de referencia mantienen su seguridad al día, y cuentan con sus propios seguros. Pero para comercios menos fiables, o simplemente para una mayor seguridad en las transacciones, las tarjetas virtuales se encargan de 'arriesgar' únicamente la cantidad disponible según un ingreso en prepago.

Tarjetas virtuales para comprar por Internet con seguridad

Básicamente actúan como mero soporte para el pago limitado de las cantidades establecidas por el usuario en un ingreso de prepago, pero sin exponer los ahorros de la cuenta bancaria detrás de una tarjeta de crédito o débito habitual. ¿Pueden defraudarnos? Sí, pero como máximo sólo la cantidad que hayamos cargado en la tarjeta de prepago.

¿Qué servicios online cuentan con tarjetas virtuales para las compras por Internet?

El Banco Santander cuenta con su tarjeta e-cash, igual que Bankia y BBVA cuentan con su tarjeta virtual. Además, de los anteriores, también La Caixa tiene su propia Cybertarjeta, Cajamar cuenta con su tarjeta e-shopping, y EVO Banco o Open Bank entre algunos otros también ofrecen servicios equivalentes. Pero además de los bancos habituales, hay servicios financieros online dedicados expresamente a esto, como PayPal, que permite crear una forma de pago completamente segura -y con seguro para compras online- a través únicamente de una dirección de correo electrónico.

Otra posibilidad es la de PaySafeCard, que es una tarjeta virtual 'de usar y tirar' con importes reducidos para compras individuales. Y más parecido a PayPal, el propio servicio de la compañía de Mountain View Google Wallet actúa también como pasarela de pago por Internet.

Normas