Mercado inmobiliario

Procisa llevará el parque empresarial de La Finca a Bolsa como socimi

Sede de Accenture en el parque empresarial de La Finca en Pozuelo (Madrid).
Sede de Accenture en el parque empresarial de La Finca en Pozuelo (Madrid).

La inmobiliaria Procisa está ultimando una profunda reestructuración corporativa que culminará con la salida a Bolsa de su negocio de oficinas. La compañía, conocida por levantar la urbanización de lujo La Finca en Pozuelo de Alarcón (Madrid), separará en dos sociedades su actividad. La parte de promoción residencial se llamará La Finca Procisa y la patrimonialista, La Finca Global Assets.

La nueva compañía con los activos de oficinas se convertirá en una sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi), aseguran fuentes conocedoras de la operación. Este tipo de compañías cuentan con la ventaja de estar exentas de tributar por el impuesto de sociedades, a cambio de tener la obligación de repartir dividendos anualmente. Como cualquier socimi, tendrá un plazo de dos años para debutar en el parqué.

La socimi contará desde el inicio como socio con Värde Partners, que ultima la adquisición del 40% de la sociedad patrimonialista. Este fondo creado en Minnesota (EE UU) en 1993 ha estado muy activo en los últimos tiempos en el mercado español. Junto al fondo Kennedy Wilson adquirió el 51% de Aliseda, la inmobiliaria de Banco Popular. Además, el pasado año, compró la mayoría del capital de Grupo San José. La firma americana ha invertido más de 40.000 millones de dólares en todo el mundo desde su fundación, según se recoge en su web. De momento, se desconoce el montante de la operación de Värde, que se prevé que se cierre en los próximos días.

La empresa, fundada por el ya fallecido Luis García Cereceda, está liderada por la segunda generación, cuya presidencia ocupa Susana García Cereceda y que controla la promotora a través de la sociedad Tenedora Michigan 42. La inmobiliaria facturó en 2014, los últimos datos presentados en el registro, 83,8 millones de euros, con unas pérdidas de 19 millones y unas deudas a largo plazo de 511 millones.

El principal activo de la nueva socimi es el parque empresarial de La Finca en Pozuelo, construido junto a la lujosa urbanización donde viven futbolistas como Cristiano Ronaldo, Karim Benzema o Fernando Torres. El complejo cuenta con 20 edificios, de los que 16 son destinados a oficinas y el resto a uso dotacional.

Entre los inquilinos se encuentran compañías como Microsoft, Orange o Accenture. Allí también se ubica el Hotel AC La Finca. Este es uno de los parques empresariales con más demanda de Madrid, ya que cuenta solo con un 0,3% de espacios libres, según fuentes de mercado, lo que implica una ocupación total.

La futura socimi Finca Global Assets gestionará una superficie de oficinas de 227.000 metros cuadrados. Además del complejo de Pozuelo, cuenta con otros inmuebles de oficinas que también se incluyen en la operación. Entre ellos se encuentra el centro empresarial Marcelo Spínola, construido en 1991 y compuesto de siete edificios.

En la zona de Méndez Álvaro la empresa dispone de la Torre Suecia, ocupada actualmente por la tecnológica Ericsson. En el entorno de la A-2 gestiona el centro empresarial de Martínez Villergas, en el que por ejemplo está ubicada la sede de Warner en España. Además, cuenta con otros inmuebles de oficinas en las solicitadas calles de Serrano y Almagro.