Carreteras

Un juzgado ordena liquidar radiales R3 y R5 de Madrid y una circunvalación

El juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid ha ordenado la liquidación de las sociedades concesionarias de las autopistas radiales R3 y R5 de Madrid y de una circunvalación de Alicante, todas ellas en concurso de acreedores, decisión que el Ministerio de Fomento ha confirmado a Efe que va a recurrir.

En sendos autos a los que ha tenido acceso Efe, el juzgado ordena la liquidación y el cese de Accesos de Madrid, Ciralsa y Alazor, y rechaza las propuestas de convenio de los accionistas -entre los que figuran ACS, Sacyr, Bankia, Abertis y Globalvía- y la del Ministerio de Fomento.

En octubre de 2012, este juzgado declaró el concurso voluntario de acreedores de las concesionarias de las autopistas radiales de Madrid R-3 y R-5 con un pasivo conjunto de 2.022 millones de euros, y nombró administrador concursal al Ministerio de Fomento.

Posteriormente, en septiembre de 2014, se inició la fase de convenio, y la Administración presentó en los distintos juzgados donde se están despachando los concursos de acreedores su propuesta de convenio, que implica gestionar a través de una empresa pública las empresas que entran en la situación de concurso y aplicar una quita del 50 % a su deuda.

Accesos de Madrid, una de las concesionarias de ambas radiales, tiene un pasivo de 1.367,2 millones y un activo de 1.565 millones, en tanto que Alazor Inversiones, la otra gestora, cuenta con un pasivo de 654,8 millones y un activo de 817 millones.