Sector asegurador

Mutua Madrileña prevé facilitar futuras operaciones

La junta de accionistas de la aseguradora votará el próximo viernes un cambio de estatutos que de vía libre a futuras operaciones que modifiquen su estructura

Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.
Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.

Mutua Madrileña someterá a votación en su junta de accionistas un cambio en los estatutos para eliminar las limitaciones a modificaciones estructurales, tales como fusiones, escisiones o cesiones de cartera.

Según consta en el orden del día de la junta, que se celebrará el viernes 13 de mayo, la aseguradora propone a sus accionistas una serie de modificaciones en los estatutos, entre las que se encuentra la eliminación de la regla especial de la mayoría simple que se exige para cambios estructurales.

El artículo 22 de los actuales estatutos establece que “excepcionalmente” para los acuerdos de modificación de este texto que supongan la escisión, transformación o fusión de la entidad, disolución y liquidación o cesión a un tercero de ramas de actividad, “será precisa una mayoría del 51% del cuerpo social”, es decir, de la mayoría absoluta de los mutualistas.

La compañía explica que la reforma que se pretende introducir “viene exigida por la legislación imperativa” que dispone que la aprobación de cualquier modificación estructural requiere, “como condición necesaria”, una mayoría absoluta de dos tercios de los votos presentes o representados, “circunstancia que no cumple la norma estatutaria vigente”.

Insiste, además, en que los estatutos actuales “no respetan la mayoría legal de dos tercios o 66% toda vez que la rebajan a una mayoría simple del 51%, aunque sea sobre una base de cómputo alargada”.

“Es evidente --indica la propuesta-- que si a la reunión concurriesen todos los mutualistas, el acuerdo no se podría aprobar por la mayoría simple prevista en los actuales estatutos, sino que sería imperativo aplicar la mayoría mínima de dos tercios prevista en la legislación”.

En busca del crecimiento

Durante la presentación de resultados anuales, el presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, anunció la intención de la compañía de crecer tanto en el negocio de Vida como en No Vida y en gestión de activos dentro de España.

Respecto a la expansión internacional, la aseguradora será “prudente” a la hora de afrontar compras futuras. Por el momento, ya ha adquirido el 40% de la chilena BCI Seguros, aseguradora No Vida líder en Chile, y está explorando los mercados de Colombia, Perú y México, donde ya es conocida.

Garralda también insistió en que Mutua tiene “bastante espacio” para llevar a cabo nuevas operaciones “sin bajar su ratio de Solvencia II”, instalado en el 300%. “Tenemos espacio para compaginar perfectamente un ratio de Solvencia alto y una política de adquisiciones activa”, explicó.

Otros acuerdos

La junta de accionistas también deberá votar la reelección de PwC como auditor de las cuentas del ejercicio 2016, la renovación de los consejeros Jaime Montalvo Correa, Carlos Cutillas Cordón, José Periel Martín y Rufino García-Quirós García, así como la posibilidad de eliminar la edad de jubilación, con el fin de que la compañía “pueda contar con la experiencia y el conocimiento de los consejeros más veteranos” y acercarse al estándar más común entre las sociedades cotizadas españolas.

En este sentido, recuerda que sólo once de las 35 entidades que conforman el Ibex estipulan algún tipo de limitación al ejercicio del cargo de consejero por cuestión de edad