Reacción del mercado a los resultados

La banca se deja 10.600 millones en tres sesiones

 

Los bancos que integran el Ibex 35 ya han publicado sus resultados y ahora toca medir el pulso de los mercados. A excepción de Sabadell, Bankinter y Popular que han conseguido salvar el trimestre, algunas con más suerte que otras, el resto de entidades ha visto cómo sus beneficios menguaban en los primeros meses del año. La razón de estas caídas hay que buscarla en dos hechos. Por un lado, los bajos tipos de interés, que limitan los ingresos de la banca, en un momento en el que además, la batalla de las comisiones hace más difícil incrementar los márgenes. Y por otro, las dotaciones que los bancos han empezado a realizar para provisionar el impacto de las cláusulas suelo.

Todo ello ha dado como resultado una caída del 22% en el beneficio de las principales entidades financieras durante el primer trimestre. Esto, como no podía ser de otra forma, se ha dejado sentir en la Bolsa y más en un índice como el Ibex 35 en el que la banca tiene un peso próximo al 30%.

Las caídas comenzaron a agudizarse a partir del pasado 28 de abril, coincidiendo con la presentación de BBVA. Desde entonces las siete entidades que integran el selectivo se dejan 10.600 millones.

Los inversores recibieron las cuentas de BBVA con caídas. Ese día, la entidad se dejó un 6,78% después de comunicar unas ganancias de 709 millones, un 53,8% menos que el registrado un año antes. Además, el banco que preside Francisco González incumplió con creces las previsiones de los analistas que auguraban un resultado trimestral de 885 millones. Desde el cierre del miércoles, un día antes de que BBVA presentara sus resultados, la entidad ha perdido 5.087 millones de capitalización. Es decir, se anotado un descenso del 11,7%.

La siguiente en la lista sería Santander, que desfiló por la pasarela de resultados el miércoles 27 de abril. El banco que preside Ana Botín registró un beneficio de 1.633 millones, por encima de lo previsto por los analistas, pero que aun así supone un 4,9% menos que el obtenido en el mismo periodo de 2015. Esta caída se explica por unos menores ingresos (todas las divisas de los países en los que está presente, a excepción del dólar se depreciaron frente al euro) y de las comisiones. La entidad logró salvar ese día con una subida del 1,57%, pero jornadas días después las caídas se apoderaron de sus títulos. Desde el cierre del miércoles la entidad se deja 3.118 millones.

El tercer puesto es para CaixaBank, que pierde 1.176 millones en tres sesiones después de comunicar una caída del 27,2% de su beneficio en el primer trimestre, hasta los 73 millones de euros. Por su parte, Bankia, que registró una caída de su resultado del 3,3% se deja 564 millones en tres días de negociación.

La lista la cierran Popular, Sabadell y Bankinter, que, aunque han conseguido salvar el trimestre con incrementos de sus ganancias, no han permanecido ajenos a los descensos del mercado. Entre las tres entidades pierden 676 millones.