Construcción

Bin Laden despide a 77.000 trabajadores, el 25% de su plantilla

Bin Laden despide a 77.000 trabajadores, el 25% de su plantilla

El grupo empresarial saudí Bin Laden ha despedido a 77.000 trabajadores extranjeros y podría hacer lo mismo con otros 12.000 empleados locales, informó hoy el diario saudí Al Watan, que cita a fuentes del conglomerado.

Según el rotativo, la compañía entregó el visado de salida del país a 77.000 trabajadores extranjeros, hasta el día de ayer, lo cual equivale a su despido y expulsión de Arabia Saudí.

Asimismo, se espera que prescinda de otros 12.000 trabajadores saudíes, de los 17.000 que trabajan en las empresas del grupo, que emplea a unas 200.000 personas en total en Arabia Saudí.

Los despedidos de personal saudí incluirían directivos, ingenieros, administrativos y supervisores, detalló Al Watan, el cual no especificó los motivos del despido.

Unos 50.000 trabajadores extranjeros que perdieron su trabajo recientemente rechazaron abandonar Arabia Saudí hasta que se les abone su salario atrasado, que corresponde a cuatro meses.

Esos trabajadores han protagonizado estos días protestas frente a la sede de Bin Laden en el barrio de Al Salama, en la ciudad de Yeda, en la costa del mar Rojo.

Según la televisión saudí Al Arabiya, siete autobuses de la empresa fueron quemados en las cercanías de la sede de Yeda.

En la red social Twitter, muy popular en Arabia Saudí, los usuarios han creado la etiqueta “retraso_salarios_Bin Laden” para quejarse y para exigir sus derechos.

La fuente citada por Al Watan aseguró que la empresa va a pagar al menos el 70 por ciento de los salarios atrasados a los obreros extranjeros para que puedan regresar a sus países.

El grupo Bin Laden, creado en 1931, se dedica principalmente a la construcción y lleva a cabo grandes proyectos de infraestructura en Arabia Saudí y otros países de Oriente Medio.

La empresa entró en crisis tras ser responsabilizada de un grave incidente el pasado septiembre en la ciudad santa de la Meca, donde murieron 107 personas y 238 resultaron heridas al caer una grúa en el interior de la Gran Mezquita.

Según las investigaciones, la causa principal de la caída de la grúa fueron los fuertes vientos, pero el comité investigador responsabilizó parcialmente a la compañía contratista Bin Laden.

Tras el grave suceso, las autoridades saudíes prohibieron a la empresa hacerse cargo de nuevos proyectos en el reino.

Actualmente, el grupo tiene deudas por 4.800 millones de riales (1.113 millones de euros o 1.279 de dólares), que vencen en 2017, y otros 595 millones de riales (138 millones de euros o 158 de dólares) que deberá saldar en 2018, según datos ofrecidos por el periódico saudí Al Okaz. EFECOM