Crónica bursátil

Los resultados hacen que el Ibex se olvide de la Fed y cotice en positivo

Una pizarra con las cotizaciones del 10 de julio de 1987 se expone en la Bolsa de París
Una pizarra con las cotizaciones del 10 de julio de 1987 se expone en la Bolsa de París REUTERS

Los resultados empresariales y sus efectos sobre el mercado permitieron hoy que el Ibex 35 se anotase un 0,53%, hasta los 9.332,6 puntos, alejándose de la tónica general de una sesión marcada por la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos que, como acostumbra, paralizó a la mayoría de los selectivos europeos en los que reinó la prudencia a la espera de las palabras de Janet Yellen, presidenta de la institución, que llegarán con las Bolsas europeas ya cerradas.

Entre los valores más destacados, que propulsaron al índice de referencia del parqué español presentaron precisamente resultados ayer: Aena y Banco Santander sorprendieron gratamente a los inversores con unos beneficios por encima de lo previsto, lo que les permitió anotarse un 1,70% y un 1,57%, respectivamente. Menos suerte corrieron Iberdrola y Red Eléctrica que, pese a que presentaron resultados en línea e incluso mejor de lo esperado, recogieron resultados dispares con una subida del  0,6% y una caída del  0,38%, respectivamente.

Con todo, el Ibex 35 continúa su ascenso desde que el viernes lograse superar la vital resistencia de los 9.200 puntos. Y es que, según varios analistas, el aspecto técnico actual del selectivo permite pensar en subidas de mayor calado. Las próximas barreras a las que se enfrentarán las alzas del índice de referencia de la Bolsa española serán los 9.500 puntos, la resistencia clave de los 9.700 y, ya en el horizonte esperaría el ansiado regreso a los 10.000 puntos.

IBEX 35 8.735,50 0,87%

En el Viejo Continente, las presentaciones de resultados también impulsaron a algunos parqués, como Adidas (+6%) con el alemán, y la reunión de la Fed quedó en segundo plano. El Dax alemán se anotó un 0,39%, el Cac francés subió un 0,58%, el Eurostoxx avanzó un 0,29%; el Footsie británico, un 0,56% y el Mib italiano registró una subida del 0,43%. Por su parte, la Bolsa griega sufrió un retroceso del 2,5%, que por momentos llegó al 5%, debido al aplazamiento de una reunión entre el Gobierno de Alexis Tsipras y la eurozona, en la que se debían debatir dos planes de reformas destinadas a desbloquear el plan de rescate.

Por sectores, las compañías tecnológicas, cuyo sector avanzó un 1,37%, y las utilities, que sumaron también un 1,3% en la sesión, se situaron entre los segmentos a la cabeza del Stoxx 600 europeo. Pese a ello, el líder indiscutible de la jornada fue el sector petrolero, con una subida prácticamente el 2%.

Y es que el el oro negro mantiene su imperturbable subida y cotiza ya en los 47 dólares por barril para el Brent, referencia en Europa. El petróleo recupera ya casi un 70% desde mínimos del año y alcanza niveles desconocidos desde hace más de cinco meses. Y todo ello pese al dato de las reservas estadounidenses, que registró un ascenso de más de dos millones de barriles, lo que lo que muestra una saturación en el mercado que todavía no ha desaparecido y que sigue siendo el problema principal que ha lastrado la cotización del petróleo desde que tocara sus máximos en los 115 dólares a mediados de 2014.

Al otro lado del Atlántico, Wall Street abrió en negativo, con las miradas puestas en Apple que se dejaba un 8,35% y Twitter, que perdía un 14,65%, ambas recibiendo el revés por parte de los inversores tras sus respectivas presentaciones de resultados que quedaron lejos de lo esperado por parte del consenso de analistas. Estas caídas se redujeron en el caso de la compañía de Tim Cook hasta el entorno del 6%, aunque aumentaron al 16% para la de Jack Dorsey. Al cierre del mercado, el Dow Jones subió un 0,28%, el S&P se anotó un 0,16% y el Nasdaq se dejó un 0,51%.

En el mercado de la deuda, el interés del bono español a 10 años cayó hasta el 1,628%. Pese a ello, la prima de riesgo del país se elevó en cinco puntos básicos hasta los 134 como consecuencia del mayor descenso del interés de la deuda alemana al mismo vencimiento, que se sitúa en el 0,286%. Aun así, la prima de riesgo se encuentra ya lejos de la zona de máximos del año, alcanzados el pasado 11 de febrero cuando el diferencial se impulsó hasta los 159 puntos básicos.

Por otro lado, en lo que respecta a la moneda comunitaria, el euro se apreció un 0,15% con respecto al dólar y se cambia a 1,13 billetes verdes.