Estrategia de inversión

Los cinco productos de Banca March para invertir en 2016

La firma de análisis apuesta por la renta variable europea y asiática para 2016. Advierte sobre los riesgos geopolíticos en España y en otros países.

Edificio de Banca March
Edificio de Banca March

Han pasado cuatro meses desde que Banca March lanzara sus previsiones para 2016. En ellas, la firma apostaba por la renta variable como único activo de inversión casi indiscutible y por Europa y Asia como zonas geográficas a tener en cuenta. A punto de despedir el cuarto mes del año y con la Bolsa española cediendo cerca de un 3% desde enero, la firma de análisis insiste en el atractivo de la renta variable teniendo en cuenta que “los resultados de las empresas se deberían beneficiar del escenario actual de crecimiento e inflación moderados, tipos de interés bajos y costes de producción contenidos”, tal y como explica Miguel Ángel García, director general de March Asset Managament. Además, los expertos de Banca March creen que la mejor manera de sacar partido al panorama actual de la renta variable pasa por aprovechar la divergencia entre sectores, y dentro de los sectores, de los valores.

En este contexto, es clave seleccionar aquellos que cuentan con beneficios superiores a la media y tengan valoración razonable. Tanto en Europa como en EEUU, Banca March recomienda valores del sector consumo. Entre los riesgos al alza, Alejandro Vidal, director del departamento de estrategias de mercado de Banca March, destaca los “grandes asuntos políticos, no sólo en España”. Tomando como base estas ideas, Banca March escoge de entre su universo de productos cinco para sacar partido a la inversión en 2016.

  • 1. March Patrimonio Defensivo

Este fondo, pensado para ahorradores con un perfil de riesgo bajo que quieren invertir en una cartera diversificada, ofrece una rentabilidad por encima del mercado monetario. El objetivo de este fondo de inversión es obtener una rentabilidad anual de euríbor a tres meses más 0,6% con una volatilidad anual máxima del 1,5%. La cartera está diversificada entre fondos de inversión tanto de renta fija como de renta variable, para lograr el objetivo rentabilidad/riesgo. A 21 de abril, el producto acumula una rentabilidad del 0,11% frente a una caída del 0,06% del índice de referencia.

  • 2. Cartera Bellver Sicav

Históricamente este producto ha obtenido una rentabilidad cercana al 5% con una volatilidad en torno al 5%. “Con una política conservadora en renta variable, su exposición mayor a las Bolsas que otras alternativas de inversión la hace más atractiva de cara a este ejercicio”, explican desde la firma de inversión. Es un producto de estrategia global mixta, en la cual el 50% de la cartera procura batir a los principales mercados bursátiles globales con una volatilidad inferior y, el otro 50% de la cartera busca obtener un diferencial de rentabilidad superior al euríbor. La inversión en renta fija se realiza en activos de emisores, tanto públicos como privados, de elevada solvencia con una duración máxima de dos años, tal y como explican desde la firma de inversión.

  • 3. March Intl-Valores Iberian Equity

El objetivo es ofrecer a los inversores la oportunidad de invertir principalmente en valores cotizados en España y Portugal. El gestor invertirá en una cartera selecta de activos que a su entender ofrecen las mejores oportunidades de crecimiento futuro. El fondo no sigue ningún índice de referencia. La distribución tanto sectorial como regional depende de la selección de valores del gestor. Este producto no replica a ningún índice. Actualmente, las mayores posiciones de su cartera son Axiare Patrimonio Socimi, Telefónica, Alba y Ferrovial. En lo que va de año, la rentabilidad del producto cae un 0,8% frente a la caída del 3,64% que encaja el selectivo Ibex 35.

  • 4. March Vini Catena

Es el primer fondo que invierte en compañías cotizadas relacionadas con la cadena de valor del vino a nivel global (bodegas, distribuidores, agricultura, productores de componentes, etc) sin restricciones geográficas o de capitalización bursátil. “Una vez delimitado el universo de inversión a aquellas compañías relacionadas con la cadena de valor del vino, nos centramos en seleccionar compañías de calidad que tengan valoraciones atractivas, con buenos fundamentales y que se diferencian de sus competidores (valor añadido, características diferenciadoras, etc.), en definitiva , que representen una buena oportunidad de compra”, explica Miguel Ángel García. Según los últimos datos de Mornignstar, los valores con mayores posiciones en la cartera son Diageo, Pernod Ricard, Brown-Forman, Barón de Ley y Remy Cointreau. Pese a que en lo que va de 2016, la rentabilidad de este producto cede un 1,6%, el producto encadena tres años con una revalorización del 15%.

  • 5. March Intl-Family Businesses Fund

La cartera de compañías en las que invierte este producto tienen dos cosas en común, que son compañías cotizadas en Bolsa y que son empresas familiares. Basándose en su propia experiencia como empresa familiar, Banca March sacó al mercado este producto de renta variable en 2012. Desde entonces, se ha revalorizado más del 40%. Schindler, Remy Cointreau, Prosegur, Berkshire Hathaway y Samsung son las cinco mayores posiciones de un producto que tiene cerca de la mitad de la cartera invertida en zona euro, según los últimos datos de Morningstar.