Energía

Grupo CIMD entra en la comercialización eléctrica con AEQ

Aprovechará la experiencia de Wind to Market en la gestión de energías renovables

AEQ cuenta ya con 150 clientes

José Salmerón, director general de AEQ.
José Salmerón, director general de AEQ.

El Grupo CIMD, principal firma independiente en intermediación, consultoría, titulización y gestión en mercados financieros y de energía del Sur de Europa, al que pertenece Intermoney, ha decidido probar suerte en el negocio de la comercialización eléctrica, para aprovechar “su amplia experiencia en el negocio y su independencia”. Para ello ha creado la sociedad AEQ, con el eslogan, “la energía que necesitas”, para el suministro eléctrico únicamente a empresas.

En un mundo “oscuro, opaco e insondable”, como lo califica su director general, José Salmerón, el objetivo es “abrir el suministro a la transparencia y la información” desde “la independencia, experiencia, innovación y confianza”, subraya.

La experiencia, lograda a través de Wind to Market, sociedad que lleva trabajando desde hace 12 años en la gestión de energías renovables a terceros (y de la que dependerá la nueva comercializadora) y de la consultora de energía del Grupo CIMD, es la garantía ante ante los clientes. Por el momento, ya cuenta con una cartera de 150.

AEQ, que aprovechará las sinergias del grupo, cuenta con un departamento comercial (venta directa a grandes consumidores) y otro de venta indirecta para pequeños y medianos clientes. En un mercado complicado como el eléctrico, en el que hay registradas hasta 200 comercializadoras eléctricas (muchas sin actividad y casi todas con cuotas de mercado mínimas), el objetivo de AEQ, no demasiado ambicioso, es lograr en tres o cuatro años entre cuatro y cinco TWh al año, o el equivalente a 1,6 millones de suministros de hogares.

"En un mundo oscuro y opaco, queremos ofrecer transparencia", asegura José Salmerón

José Salmerón considera, no obstante, que “es un buen momento”. Los consumidores tienen cada vez menos miedo a un cambio de suministrador y los avances tecnológicos juegan a favor, con el aumento progresivo de contadores inteligentes, que son muy útiles para los clientes”.

A la nueva empresa se han incorporado profesionales en el área comercial, en el que el grupo no tenía experiencia, para acceder a los usuarios; en el campo de la tecnología, además de los sistemas específicos para estar pendientes de las necesidades de los clientes. El servicio se dará de forma directa directa y no online. “Hace falta mucho contacto con el pequeño y mediano consumidor, es muy importante la confianza en el canal de venta”, subraya el director general de AEQ.

Esta sociedad, que preside Javier de la Parte, se constituyó el año pasado y su puesta en marcha ha sido progresiva. Sus responsables consideran que el de mercado es bueno. “Los precios [con una evolución a la baja] son igual para todos, se trata de ser lo más eficientes posible, ajustar y ofrecer precios competitivos”, señala José Salmerón, quien descarta trabajar en el ámbito de los hogares: “No tenemos experiencia con el doméstico, y sí mucha con las empresas a través de Wind to Market”. Eso sí, la nueva comercializadora se dirige a todo tipo de empresa en cualquier lugar.

Según señala el Grupo CIMD en una nota, “AEQ nace para los que buscan satisfacer una necesidad básica para su negocio de una forma justa”. Se presenta a sus clientes como “la compañía suministradora de energía que te acompaña, te inspira tranquilidad y te da razones, para depositar en ella tu confianza. Por su conocimiento y experiencia contrastada, su capacidad de innovación, compromiso y honestidad, que son los pilares en que se sustenta AEQ”.

Para el propio holding, la puesta en marcha de AEQ “es un paso más en la evolución de la compañía, que ofrecerá una nueva forma de gestionar la energía a consumidores profesionales, aprovechando los años de experiencia en el mercado de energía, la capacidad tecnológica y de innovación y la fortaleza del grupo”.

Con una plantilla de 328 profesionales, “que facilitan el acceso a los mercados financieros y de energía a sus clientes, con multitud de servicios”, grupo CIMD facturó el año pasado 78 millones de euros. Sus recursos propios ascienden a 50 millones y cuenta con oficina en Madrid, Lisboa, Dubai y Sao Paulo. En los últimos 10 años ha donado 2,5 millones a un centenar de proyectos de ONGs.

 

Un holding con una decena de filiales

Con más de 32 años a sus espaldas, el Grupo CIMD está participado en un 36,6% por ejecutivos y empleados y en un 19,9% por ICAP, el mayor broker del mundo. El resto se lo reparten varias entidades financieras: Cajas Rurales Unidas (9,1%); BBVA (8,6%); la portuguesa Crédito Agricola (8,1%); Banco Popular (5,4%) y Caja 3 (el 5,4% restante).

Su diversidad de áreas le facilita “una visión del mercado completa y una oportunidad de sinergias entre las empresas que lo integran”. El grupo cuenta con una decena de filiales: CIMD Intermediación y CIMD Dubai Intermediación Institucional; Intermoney Valores (con sucursal en Portugal); Inermoney Valora Consulting;IM Gestión Inversiones Colectivas; IM Titulización; Intermoney Energía Consultoría y Wind to Market, además de la nueva incorporación de AEQ.