Mercado inmobiliario

CBRE prevé destinar 1.000 millones a inmuebles en España este año

La firma multiplicará sus inversiones a través de varios fondos.

Tiene intención de entrar en las adquisiciones de oficinas

CBRE prevé destinar 1.000 millones a inmuebles en España este año

El sector inmobiliario en España continúa interesando a los inversores. El último ejemplo es la firma CBRE Global Investors que prevé multiplicar en 2016 sus inversiones en 2015. Esta sociedad estadounidense actualmente gestiona una cartera de activos por valor de 2.100 millones de euros.

“Tenemos un potencial de inversión de 1.000 millones”, reconoce José Antonio Martín-Borregón, director general de CBRE Global Investors en España y Portugal. Estos recursos provienen de distintos fondos panaeuropeos de esta sociedad, además de su Retail Property Fund Ibérica, específicamente diseñado para adquirir activos en la Península Ibérica.

Apuesta por oficinas

Aunque en los últimos años como CBRE Global Investors esta firma no ha invertido en edificios de oficinas, sus responsables en España vuelven a estar interesados en este segmento del mercado. “Tenemos interés en invertir en oficinas”, avanza José Antonio Martín-Borregón, director general de CBRE Global Investors. “Aún así es difícil encontrar oportunidades debido a la baja rentabilidad debido a que han subido los precios en los últimos años”, añade.

Además, destaca la escasez de buenas propiedades de oficinas en Madrid y Barcelona, por lo que asume que muchos inversores analizan inmuebles en zonas secundarias o en edificios que puedan ser rehabilitados para ganar valor más tarde en su venta o en el precio de los alquileres.

Lo que sí considera Martín-Borregon es que es muy previsible que en los próximos meses, si la recuperación económica se confirma, el precio de las rentas por alquiler vuelvan a subir, lo que aumentará la rentabilidad de los edificios de oficinas.

Este último fondo fue abierto en diciembre de 2014 para cinco años, lo que ofrece todavía la oportunidad de captar recursos e invertirlos en el segmento comercial.

En 2015, CBRE Global Investors cerró en España y Portugal 12 transacciones por alrededor de 500 millones. De esa cifra, 250 millones corresponden a nuevas inversiones y el resto a ampliaciones de recursos en otras operaciones y a ventas. Ahora pretenden subir el ritmo de inversiones.

Liquidez en el mercado

“Hay más dinero disponible en el mundo que oportunidades de compra en España”, asegura Martín-Borregón, ya que la alta liquidez en el mercado pone a los activos inmobiliarios como un claro objetivo con los que obtener más rentabilidad que en otras alternativas. Aún así, los expertos señalan que debido a la reactivación de este mercado en España, quedan escasos inmuebles con rentabilidad interesante para estos fondos. “No tenemos un máximo de inversión” para España, reconoce de hecho Martín-Borregón, gracias al potencial de los fondos de esta sociedad.

Esta compañía pertenece en su totalidad al grupo CBRE, que cotiza en Estados Unidos en Fortune 500 y cuenta con su central en Los Ángeles. A nivel internacional, gestiona a través de sus fondos propiedades por valor de 89.000 millones de dólares. Con su actual denominación nació en 2013 tras la fusión con ING Reim.

Operaciones

En España, CBRE Global Investors gestiona alrededor de 1,2 millones de metros cuadrados de superficies comerciales y de logística. Concretamente, a finales de 2015, era propietario de 19 centros comerciales y 27 plataformas logísticas.

De hecho, una de las últimas operaciones en las que ha participado esta compañía fue la adquisición, en este caso para un cliente institucional, de la joint venture Parques Empresariales Gran Europa, que Metrovacesa compartía al 50% con su socio Parques Intermodales Gran Europa. Esta operación del sector logístico, anunciada la pasada semana, rondó los 100 millones, según fuentes del mercado.

Entre sus principales compras del pasado año se encuentran las del centro comercial Airesur por 76,5 millones. Además, la compañía adquirió otro centro, llamado Ribera del Xúquer en Valencia) y el de Alegro Setubal en Portugal.