Cómo hacer que un PC antiguo funcione casi tan rápido como uno nuevo

Cómo hacer que un PC antiguo funcione casi tan rápido como uno nuevo

La Ley de Wirth, enunciada por Niklaus Wirth, asegura que el software es un lastre para el hardware, en tanto que cada nueva versión y actualización supone perder fluidez en la experiencia de uso por una mayor carga sobre los recursos. Es decir, que las nuevas versiones de sistemas operativos, y sus programas, son lo que provoca que cada vez tu ordenador vaya más lento, a pesar de que lo mantengas 'limpio' y optimizado en tanto que sea posible. Sin embargo, hay formas de hacer que nuestro ordenador se mantenga tras varios años con un rendimiento tan bueno, casi, como si fuera nuevo.

Sólo hay un componente de hardware que es muy recomendable cambiar, y no es demasiado caro

Si actualizamos el hardware del ordenador, evidentemente, conseguiremos que el ordenador funcione mejor. Ahora bien, cambiar el procesador es costoso y en ocasiones obliga a modificar también la placa base, luego a fin de cuentas estaríamos prácticamente comprando un PC nuevo. Y de lo que se trata, sin embargo, es de hacer el mínimo cambio posible para tener el máximo rendimiento. Y para ello podemos optar por sólo optimizar el software, pero si tuviéramos que cambiar un componente de hardware el más económico y con mejores resultados es el cambio de disco duro a SSD.

Un SSD es una memoria en formato 'chip', en lugar del formato óptico de los discos duros típicos. Su velocidad es mucho mayor y el consumo energético también. Y en el primero de estos dos puntos clave, si consideramos que la carga de cualquier archivo, incluidos los del sistema, se hace desde el disco duro o el SSD, evidentemente hablamos de que cambiar esta memoria es un cambio radical en términos de rendimiento. Ahora bien, podemos cambiarlo por completo, o bien únicamente añadir un SSD de tamaño reducido y usarlo, tan solo, para instalar ahí los ficheros del sistema operativo y seguir usando el HDD para el resto de archivos que utilizamos a diario. En cualquier caso, el cambio en términos de rendimiento es completo, y hay formas de 'exprimir' aún más un SSD para el máximo rendimiento.

Cómo hacer que un PC antiguo funcione casi tan rápido como uno nuevo

¿Cuánto cuesta cambiar de un disco duro HDD a un disco SSD?

Como ocurre con un disco duro HDD, todo depende de cuánta capacidad estemos buscando y, evidentemente, también de cuánto rendimiento queramos de este componente. En cualquier caso, hay decenas de opciones por debajo de los 100 euros. Una opción excelente, por ejemplo, es el Crucial BX200 con una capacidad de 240 GB y una velocidad de escritura de 540 MB/s, por un precio de 62 euros. Además, el mismo modelo lo hay también por 120 ó 240 euros con 480 y 960 GB respectivamente. Samsung, por ejemplo, ofrece su 850 EVO con unas características bastante similares y por algo menos de 90 euros.

Si buscamos más capacidad, aunque con un precio notablemente más alto, el mismo 850 EVO lo hay con 1 TB de almacenamiento por unos 270 euros. Pero claro, los de Samsung están planteados como SSD portátiles, y con los internos podemos encontrar precios más asequibles en formatos de 120 GB, por ejemplo, con el HyperX Fury de 240 GB que por 73 euros ofrece un rendimiento excepcional, con una velocidad de 500 MB/s en lectura y escritura.

Cómo configurar un SSD para que ofrezca el máximo rendimiento en ordenadores antiguos

Cómo hacer que un PC antiguo funcione casi tan rápido como uno nuevo

En los sistemas operativos más recientes, de forma automática se desactiva la desfragmentación cuando se detecta un SSD, pero nunca está de más comprobarlo para que todo funcione de forma correcta. Y para ello, tan sencillo como acudir al menú de Inicio y hacer clic sobre Equipo > Administrar > Servicios y Aplicaciones y, dentro de Windows Search, deshabilitar la función correspondiente. Un paso que, aunque no debería ser necesario, es posible que sí tengamos que llevarlo a cabo en nuestro ordenador.

Y otra forma de mejorar el rendimiento de un ordenador con un disco SSD es deshabilitar la precarga de las aplicaciones por parte de la RAM, para lo cual hay que acceder al registro del sistema y navegar hasta la opción KEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\Session Manager\Memory Management\PrefetchParameters, donde las entradas EnablePrefetcher y EnableSuperfetch nos aparecerán con el valor 3, pero tenemos que cambiarlo a 0 para que se deshabilite la función de precarga.

Existen otro  ajuste clave para optimizar el rendimiento de un disco SSD, y este último es útil únicamente si tenemos instalada una memoria RAM de 4 GB o más, y en caso de que nuestro sistema sea de 64 bits. Si cumplimos estas dos condiciones, entonces podemos desactivar el archivo de paginación desde Panel de control > Sistema > Configuración avanzada del sistema > Rendimiento > Opciones avanzadas > Memoria virtual, y aquí seleccionamos la opción correspondiente.

Normas