Abierta a negociaciones con el futuro Gobierno

Abertis considera España un objetivo prioritario para invertir

Propondrá inversiones a cambio de mayor plazo concesional al próximo Gobierno

Francisco Reynés, consejero delegado de Abertis, junto al presidente de la compañía, Salvador Alemany.
Francisco Reynés, consejero delegado de Abertis, junto al presidente de la compañía, Salvador Alemany.

El presidente de Abertis, Salvador Alemany, ha señalado esta mañana a España como “objetivo prioritario” para invertir, aunque “no el único”, y adelanta que la concesionaria de autopistas aprovechará la formación de un nuevo Gobierno para “empezar de nuevo a trabajar” en la posibilidad de alargar concesiones, como ha hecho en otros países.

En rueda de prensa previa a la celebración de la Junta de Accionistas, Alemany ha mencionado que el grupo no tiene “ningún problema” en invertir en España y que están abiertos a ir a cualquier concurso, pero ha recordado que no ha habido nuevas licitaciones de concesiones en lo que va de siglo.

El presidente del grupo ha apuntado que España está en una situación de “impasse”, que “estaremos atentos” al Gobierno de la nueva legislatura, “sea quien sea”, y que no es una cuestión de izquierdas o derechas, sino de la necesidades que tenga el país.

La concesión de la AP-7, que aporta el 28% del ebitda de la concesionaria en España, empieza a expirar en 2019

Abertis propone hoy a sus accionistas el reparto de un dividendo bruto en efectivo de 0,69 euros por acción a cuenta de los resultados del grupo de concesiones de 2015, lo que supone un incremento del 4,5% respecto a los 0,66 euros abonados el pasado año.

ABERTIS 18,36 0,00%

Colaboración público-privada

Durante la rueda de prensa también se ha hecho alusión al problema del recorte de los presupuestos públicos destinados a infraestructuras, con lo que se hace necesaria la colaboración público-privada. En este sentido, se ha recordado el acuerdo al que Abertis llegó con el gobierno francés en el marco del Plan Relance para invertir en sus autopistas a cambio de una extensión media de los contratos de sus concesiones. La empresa catalana negocia acuerdos similares en Chile, Brasil, Puerto Rico y Argentina.

El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, ha apuntado que la concesión de la AP-7, que expira en 2019 y 2021, según el tramo, representa el 28% de Ebitda que se genera en España y que el grupo ha hecho una provisión de 862 millones de euros por diferencia de criterio con el Ministerio de Fomento a la hora de contabilizar compensaciones por inversiones que no se han visto sufragadas por el tráfico.

Reynés ha asegurado que la ampliación de las concesiones es independiente de los conflictos abiertos con el Gobierno, a quien reclaman una compensación por el descenso del tráfico durante la crisis, tras llevar a cabo una serie de inversiones en la AP-7, ya que “los conflictos judiciales” son una manera de resolver la interpretación de una norma y no es una actitud “beligerante”.

Para Salvador Alemany, este tipo de situaciones tampoco se viven de manera conflictiva, sino que se trata de un “diálogo” para encontrar un entendimiento con la administración.

En Argentina, el grupo también tiene un contencioso con el gobierno, debido a modificaciones sustanciales de la concesión y, aunque el tema esté en el organismo internacional de resolución de conflictos CIADI, están “intentando” llegar a un acuerdo con el gobierno argentino “por activa y por pasiva”, según Reynés