Comercio electrónico

El 36% de las tiendas online no aceptan pagos de países europeos

Elena Gómez, presidenta de Adigital.
Elena Gómez, presidenta de Adigital.

Aunque cada vez son menos, las empresas digitales españolas mantienen una tarea pendiente en la gestión de los pagos que recibe. Según un estudio de la patronal de la economía digital Adigital que hoy se presenta en Madrid, el 27% de las empresas de comercio electrónico no acepta pagos que procedan de fuera de España. A ello se suma que otro 38% sí acepta pagos foráneos, aunque impone restricciones según su origen.

Un dato más relevante si cabe es que, entre las 200 empresas que han participado en el estudio, el 36% no aceptan pagos que procedan del entorno de la Unión Europea o de otros mercados europeos. La proporción es menor en Norteamérica (35%), pero superior en Rusia (38,8%), Asia (41,3%) y África (46,3%). Latinoamérica, con el 47,5% queda a la cola.

Estos datos concuerdan con el peso todavía menor que tiene el negocio internacional entre las empresas estudiadas. El 73,2% de las sociedades venden en España entre el 75% y el 100% del total de su facturación y apenas el 19% tienen más peso fuera que en España.

En cuanto al procesamiento de los pagos que reciben las empresas, el 90,8% de las encuestadas confían la gestión a los bancos. El 29,1% opta por pasarelas de pago o PSP para este proceso y, por último, el 11,3% prefiere los gateway para los pagos.

Por su lado, el TPV virtual se mantiene como el método más utilizado por las empresas para los negocios digitales, en un 85,3% de los encuestados. Le siguen las transferencias, que están aceptadas en el 81% de los casos. PayPal ocupa la tercera posición con el 73,3% de las compañías. El bitcoin tiene un peso todavía menor, al no utilizarse más que en el 1,7% de las empresas, por detrás del contrareembolso (31%) o la domiciliación bancaria (30,2%), entre otros métodos.

El estudio concluye que las empresas digitales están interesadas en aumentar su oferta de métodos de pago. En concreto, el 70% de los encuestados busca al añadir un nuevo método una mejora de la tasa de conversión de las visitas a sus plataformas en ventas. El 52,3% busca un servicio que se adapte mejor al móvil. El peso de las compras realizadas a través de estos dispositivos sigue creciendo y ya supone un 26% de todas las compras online, frente al 22,3% de un año antes.

Siguiendo con la motivación del aumento de métodos de pago, el 48,5% pretende mejorar el servicio. La motivación del precio (33,8%), la reducción del fraude (24,6%) o la mejora de la integración (24,6%) cierran la lista.

El estudio realizado por Adigital también analiza el impacto de las operaciones fraudulentas en el comercio electrónico en España. Como dato positivo destaca que el 78,3% reciben un impacto mínimo de menos del 0,25% respecto al total de la facturación. La tasa crece hasta más del 96% si se suman aquellas que tienen menos de un 1% de impacto.

El documento señala que el 77,3% de las empresas cuentan con sistemas de gestión del fraude online. El más utilizado es el 3D Secure (70,7%), seguido de la revisión anual (48,9%) y por programas de desarrollo propio (17,4%). Entre las acciones utilizadas para detectar patrones fraudulentos, destacan las listas negras, en el 48,9% de las empresas; seguido por la geolocalización de IPs (42%); Incoherencias de compra (39%) o tarjetas extranjeras (37%). El 75% de las empresas tiene una tasa de denegación de fraude de menos del 5%. Casi el 90% de las compañías deniegan menos del 10% de las transacciones.