Crisis venezolana

Telefónica suspende las llamadas de larga distancia en Venezuela

Primera decisión de relevancia internacional del nuevo presidente de la operadora José María Álvarez-Pallete

La empresa española no ha podido subir tarifas por el veto del regulador venezolano

Sede de Telefónica en Caracas.
Sede de Telefónica en Caracas.

La filial de la española Telefónica en Venezuela ha señalado este viernes que suspenderá su servicio de larga distancia internacional, cuyas tarifas no ha podido subir en medio una alta inflación y una escasez de divisas.

Según Reuters, a mediados de marzo, Movistar había anunciado un aumento de sus tarifas de "roaming" y larga distancia, que posteriormente fue congelado por el regulador gubernamental de las telecomunicaciones.

El año pasado la firma restringió su servicio de llamadas internacionales e itinerancia a sólo 10 países. El viernes la compañía dijo en un comunicado publicado en prensa, que a partir del 15 de abril el servicio para estos países también quedará suspendido temporalmente.

La empresa había solicitado en febrero al Gobierno un ajuste de sus tarifas, en línea con la alta inflación del país, lo que no fue autorizado.

Digitel, otra empresa local de telefonía celular, también informó esta semana que suspenderá a partir del sábado su servicio de llamadas al extranjero, alegando que la congelación de las tarifas no les permite cubrir el aumento de sus costos que supuso una reciente devaluación de la moneda local.

El regulador Conatel reconoció en un comunicado esta semana "la drástica reducción del presupuesto de divisas de la República, que ha generado a su vez restricción en el acceso a divisas para la cancelación de contratos de naturaleza internacional".

Las empresas de telecomunicaciones, que como casi todos los sectores económicos del país petrolero dependen de la asignación de divisas del Gobierno, pasaron a valorar sus activos a una tasa cercana a los 304 bolívares por dólar desde los 6,3 bolívares previos a una devaluación.

En Caracas ha circulado el rumor sobre una posible salida de Telefónica del país. Una opción que la operadora ha descartado. La compañía defiende la buena evolución de las operaciones en Venezuela en los últimos tiempos.

Telefónica cerró 2015 con 11,8 millones de accesos en Venezuela, un 1% menos que a la conclusión del año anterior. De ellos, 10,6 millones correspondían a la telefonía móvil. El ratio de penetración del smartphone se situó en el 54% de la base de clientes móviles, cinco puntos porcentuales más que en el año anterior. Los ingresos en el cuarto trimestre de 2015 se situaron en 175 millones de euros, un 59,7% más.