Compañías consultoras

Hilario Albarracín sucede a John Scott al frente de KPMG en España

Hilario Albarracín, próximo presidente de KPMG España, con John Scott, su predecesor.
Hilario Albarracín, próximo presidente de KPMG España, con John Scott, su predecesor.

La consultora KPMG prepara el relevo al frente de su división en España. Tras más de una década bajo la batuta de John Scott, la compañía ha seleccionado a Hilario Albarracín como su sucesor en el cargo de presidente de la firma en el país.

Albarracín ocupaba desde hace dos años el puesto de consejero delegado de KPMG en España. “Es un enorme orgullo poder liderar esta organización en un momento tan apasionante como el que vivimos”, aseguró el futuro responsable de la consultora.

Scott accedió al cargo de presidente de KPMG España en 2005. Desde 2013, el directivo asumió distintos puestos de responsabilidad a nivel internacional, como la presidencia de la división EMA (Europa, Oriente Próximo, África y Sur de Asia), así como vicepresidente global de la multinacional. Estos cargos los mantendrá y desarrollará su actividad desde la oficina de Madrid.

Albarracín acede a la presidencia ejecutiva de KPMG en España en un contexto de cambio en la regulación que establece la actividad de las consultoras. “El nuevo entorno conlleva importantes oportunidades de crecimiento futuro para la firma”, aseguró. “Estoy convencido de que la estrategia nos permitirá impulsar la transformación de las empresas y aportar confianza a los mercados”, añadió.

El futuro presidente de la firma en España es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid. El directivo, de 55 años, cumple este año dos décadas como socio de la consultora, especializado en el área de auditoría. Desde 2004 forma parte del comité de dirección. En su carrera dentro de KPMG ha sido, entre otras cosas, responsable de crear el departamento de asesoramiento en transacciones, así como encargado de asesoramiento financiero desde hace 12 años. Asimismo, entre 2007 y 2011 gestionó el departamento de advisory en España.

La compañía explicó en un comunicado que el relevo se encuadra dentro del “procedimiento de rotación habitual” que marcan los estatutos de la firma en España. Albarracín ya había tomado posiciones en la dirección del grupo en España a la par que Scott asumía responsabilidades a nivel internacional. “He trabajado estrechamente con Hilario desde hace años y estoy convencido de que sus amplias cualidades de gestión le permitirán impulsar los ambiciosos planes de crecimiento de la firma en España”, comentó Scott sobre el nombramiento de su sucesor.

KPMG cerró el pasado ejercicio en España con una mejora del 8,3% en sus ingresos, hasta alcanzar los 377,2 millones de euro. A ello se une un incremento del 15% en la plantilla, superando los 3.236 empleados en todo el país. Albarracín asume el cargo de presidente justo después de que el grupo se haya adjudicado recientemente la auditoría de empresas como Iberdrola o Mapfre. La compañía encuadra estos contratos dentro de los movimientos de rotación que se están produciendo como consecuencia de la nueva regulación de auditoría. La consultora acabó además el último año como el reconocimiento de Mergermarket como la mejor firma de fusiones y adquisiciones en España. KPMG cuenta con 16 oficinas en el país.