Windows Phone sigue desplomándose y pierde más cuota de mercado en España

Windows Phone sigue desplomándose y pierde más cuota de mercado en España

Mientras Windows 10 sigue creciendo a buen ritmo, no todos los productos de Microsoft están consiguiendo los mismos resultados, y el sistema operativo móvil Windows Phone está en las antípodas. La evolución del software de Microsoft para dispositivos móviles sigue sufriendo tras haberse colocado por debajo del 1% en España, y actualmente solo abarca el 1% de la cuota de mercado. Una cifra a la sombra de iOS, también en nuestro mercado a pesar de que no es el más potente para Apple, donde los de la manzana mordida acumulan un 9,1%.

La firma de Mountain View sigue liderando con holgura, los últimos resultados de Kantar reflejan un 90% de la cuota de mercado para Google con su sistema operativo móvil Android, un valor que no se repetía desde el pasado mes de septiembre, y que según algunos expertos es el máximo posible que puede alcanzar. No obstante, la situación es muy diferente en otros mercados como el estadounidense, donde Android se ha estancado en el 65% aproximadamente, aunque manteniéndose igualmente líder frente a iOS con un 29%, y Windows Phone también en el último escalón con una cuota por debajo del 4%.

También en China, uno de los mercados más importantes para los fabricantes de teléfonos inteligentes, Windows Phone sigue cediendo terreno con una cuota de mercado inferior al 3%. Una cifra muy similar a la que Microsoft mantiene actualmente en México, y ampliamente superada solo en algunos países como Francia o Alemania, con porcentajes cercanos al 13%, y en cualquier caso a la sombra tanto de Apple como de Google.

El gran lastre de la firma de Redmond sigue siendo el apoyo de los desarrolladores y la disponibilidad de aplicaciones, así como el soporte para actualizaciones. No obstante, con Windows 10 Mobile se pretende resolver esta cuestión gracias a la compatibilidad de aplicaciones entre las diferentes plataformas. Es decir, ya se está impulsando el desarrollo de 'aplicaciones universales' que sirvan en móviles y ordenadores para que, de esta forma, los desarrolladores tengan un aliciente por el que dedicarse a los sistemas operativos de Microsoft. No obstante, para que este movimiento estratégico surta efecto habrá que esperar algún tiempo, y el ritmo de lanzamientos de Microsoft en hardware justifica también estas bajas cifras.

Normas