Toma la iniciativa

Renfe, preparada para posibles reclamaciones por el AVE a La Meca

Vista de las obras del proyecto del tren de alta velocidad a la Meca
Vista de las obras del proyecto del tren de alta velocidad a la Meca

 

Renfe ha contratado un “servicio pericial especializado” para afrontar las eventuales reclamaciones que pudieran realizarle en relación al taller de trenes que construye para el AVE La Meca-Medina.

La operadora ha detectado algunos “fallos e incoherencias” en el diseño del taller que levanta en Medina que podrían generar demoras en el proceso de construcción de la instalación.

Con el fin de atender a las posibles reclamaciones que pudieran plantearle a Renfe por una supuesta demora, la compañía ha optado por contratar este servicio de análisis pericial con el fin de que deje constancia de dichos fallos.

De esta forma, la operadora podría intentar hacer frente a las eventuales reclamaciones, argumentando con una prueba pericial que no son computables a la compañía ferroviaria, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Renfe forma parte del consorcio de empresas públicas y privadas que a finales de 2011 se adjudicó la segunda fase de construcción y la posterior explotación del AVE a la Meca, el mayor contrato logrado en el exterior por empresas españolas.

La compañía será la encargada de explotar la línea una vez se ponga en servicio, y actualmente construye los talleres para los trenes que circularán por el AVE, uno en Medica y otro en Meca.

El taller de Medina, el que actualmente se ejecuta y al que se refiere el informe pericial, se levanta sobre 62 hectáreas de terreno. En una primera fase se destinará a recibir los trenes que Talgo fabrica para el 'AVE del Desierto', con el fin de probarlos y homologarlos.

Posteriormente, se dedicará a las labores de mantenimiento de los vehículos, tanto las diarias de limpieza y puesta a punto, como las que requieren una mayor intervención.

El taller contará con dos naves que suman una superficie de 38.700 metros cuadrados, además de una zona de estacionamiento de 15.000 metros cuadrados más, con seis vías, además de centros de lavado y pintura.

Discrepancias y negociaciones

La contratación por parte de Renfe de este “servicio pericial especializado para analizar la posible reclamación por daños y perjuicios que sufra la compañía en la construcción de este taller” se lleva a cabo mientras han surgido discrepancias entre algunos socios del consorcio del AVE a La Meca y en tanto el grupo negocia con Arabia cambios en el contrato ante la petición de este país de adelantar la puesta en servicio de una tramo de la línea.

El resto de socios que integran el consorcio contratista del proyecto son Ineco y Adif, las compañías privadas Cobra (ACS), OHL, Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imanthia, Inabensa y Talgo, y las saudíes Al Shoula y Al Rosan.

El contrato abarca la construcción de la 'superestructura' (las vías y los sistemas de comunicación, electrificación y seguridad) y la explotación de los 450 kilómetros de longitud de este AVE que unirá La Meca y Medina en dos horas y media.