Cómo recuperar el color de tus fotografías antiguas

Cómo recuperar el color de tus fotografías antiguas

Las cámaras de fotos han ido mejorando con el paso de los años, y ahora incluso con el smartphone, que lo llevamos siempre en el bolsillo, es realmente sencillo hacer una fotografía de excelente calidad. Ahora bien, muchos guardamos aún fotografías de hace diez, veinte o incluso treinta años que quizá nos gustaría guardar con la misma calidad con la que hacemos las fotografías actuales. Y si bien es cierto que la tarea de restauración de una fotografía requiere ciertos conocimientos, hay una serie de pasos que podemos llevar a cabo sin saber prácticamente nada, y con unos resultados realmente buenos.

El primer paso, evidentemente, es escanear nuestra antigua fotografía para tenerla en formato digital. Una vez que la hemos procesado, hay varios programas que podemos utilizar en el ordenador para trabajar sobre ella, pero los mejores -probablemente- son Photoshop y GIMP. A partir de estos programas hay dos herramientas muy sencillas que nos pueden ayudar a conseguir grandes resultados, una de ellas el 'pincel mezclador' y otra es la gestión de canales de color.

Cómo recuperar el color de tus fotografías antiguas

Una vez abierta nuestra fotografía, lo primero que haremos será acceder a 'Canales', en la barra lateral derecha, y revisaremos las capas RGB para comprobar la calidad y cantidad de información por cada cual. Las que tengan un contraste más bajo serán las que vamos a modificar, y en muchos casos nos bastará con trabajar con la capa 'roja', que es la que suele tener mayores problemas en las fotografías antiguas.

Y para corregir los problemas con este canal, lo único que haremos será abrir una nueva capa de ajuste de niveles, donde en lugar de controlar los niveles RGB, tomaremos únicamente el canal del color que tenemos que modificar. Y una vez seleccionado podremos ver el histograma de este color, con una serie de curvas y, probablemente, una zona vacía. Lo que haremos será ajustar lo controles deslizables hasta que se ajusten a la zona con información, y dejaremos únicamente la 'zona vacía' fuera de estos ajustes deslizables.

Con esto ya habremos corregido la desviación del color, pero todavía nos queda corregir las imperfecciones tras haberla escaneado. Y para ello, en la barra lateral izquierda, seleccionaremos un pincel mezclador. Ahora, ya sólo nos queda tomar una muestra de color de la zona sobre la que vamos a trabajar, y con el pincel 'pintar' desde las zonas correctas hasta los puntos donde hay una imperfección, de forma que el color se mezcle para eliminar estos puntos.

Normas