Registró un ebitda negativo de 6,8 millones en 2015

Carbures cierra un proceso de reorganización interna

Carbures ha anunciado el cierre de un proceso de reorganización interna. El proceso ha sido realizado durante el primer trimestre de este año con el objetivo de optimizar los procesos industriales, minimizar costes, impulsar el crecimiento orgánico y así mejorar los resultados de 2016.

Dentro de él, la empresa ha vendido cuatro filiales y ha integrado la actividad de otras nueve, de las que tres son españolas, una es estadounidense y cinco son mexicanas.

El objetivo de Carbures pasa por generar economías de escala, así como reducir costes y ordenar las líneas de negocio. La empresa ha anunciado que se desprenderá de las actividades y las sociedades dependientes donde ha tenido presencia hasta el momento, pero que quedan fuera de la actividad principal del grupo, como son la formación, la gestoría y el diseño de programas de gestión empresarial.

Carbures cerró 2015 con una facturación de unos 66 millones de euros y un ebitda negativo de 6,8 millones.