El complejo alcanzará los 80.000 metros cuadrados

Villar Mir ultima que IE Business School se instale en la nueva quinta torre de Madrid

El diseño del nuevo complejo, de tres edificios, se encargará a un estudio de arquitectura según se conozcan las necesidades de los inquilinos

Simulación del nuevo complejo de tres edificios junto a las cuatro torres al norte del paseo de la Castellana.
Simulación del nuevo complejo de tres edificios junto a las cuatro torres al norte del paseo de la Castellana.

La entidad IE Business School (denominada anteriormente como Instituto de Empresa) y el grupo Villar Mir están muy cerca de cerrar un acuerdo para que la prestigiosa escuela de negocios española se mude a su vanguardista nueva sede, tal como adelantó este diario. El lugar elegido es el futuro complejo de uso dotacional que la matriz de OHL, presidida por Juan Miguel Villar Mir, construirá junto a las conocidas como las cuatro torres al norte del paseo de la Castellana de la capital de España, en los antiguos terrenos de la ciudad deportiva del Real Madrid.

El proyecto, conocido como la quinta torre, inicialmente de 70.000 m2 de superficie, ha ido variando en función de las necesidades de los futuros inquilinos. Actualmente, se prevé que el complejo cuente con tres edificios y gane en espacio. El primero de ellos, consistirá en un rascacielos para uso de IE Business School, entidad educativa con la que prácticamente se está a punto de cerrar el acuerdo, según fuentes conocedoras de la operación.

Las cifras

- 4 millones de euros durante75 años pagará el Grupo Villar Mir al Ayuntamiento de Madrid por la adjudicación del terreno.

- 80.000 metros cuadrados sumarán los tres edificios del complejo, 10.000 m2 más que inicialmente.

- 2019 fecha prevista para el final de la obra. El grupo pretende conseguir cerrar un acuerdo este verano.

  • Tres edificios

Ese rascacielos dispondrá de 56.000 m2, con una altura similar a la de las cuatro torres conlindantes, las más altas de España. En la presentación del edificio, hace un año, se llegó a hablar de que incluso se convertiría en el edificio más alto del país. Sin embargo, el nuevo proyecto se distribuye ahora en tres edificios maclados, que además permite ganar en superficie total construida hasta los 80.000 m2. Al rascacielos se integrarán ahora sendas propiedades anexas de estructura horizontal de 12.000 m2 repartidas en seis plantas.

La primera de esas estructuras anexas será de uso hospitalario. Actualmente, se mantienen negociaciones con Quirón Salud, el principal grupo hospitalario de España, surgido de la fusión de Quirón e IDC Salud (antigua Capio). En este caso, en las conversaciones entre la compañía médica y el grupo Villar Mir todavía quedan flecos pendientes, según comentan fuentes oficiales de Quirón Salud. En este caso, no ha trascendido qué tipo de centro planea instalar el grupo presidido por Víctor Madera, y que situaría a Madrid como uno de los principales destinos sanitarios privados de Europa.

El tercer inmueble, también de 12.000 m2, estará destinado a un centro comercial. En este caso, el Grupo Villar Mir todavía cuenta con un amplio plazo para decidir qué compañía lo gestionará. Esta superficie de tiendas y restaurantes se percibe como necesaria en la zona, ya que prácticamente no existen estas dotaciones junto a las actuales cuatro torres, donde trabajan cada día miles de empleados.

  • Nuevo diseño y obra finalizada para 2019

Villar Mir prevé cerrar antes de verano definitivamente el acuerdo con IE Business School y, previsiblemente, con Quirón Salud. Entonces encargará a un estudio de arquitectura el diseño definitivo del complejo de los tres edificios maclados, adaptado a las necesidades de los inquilinos. La idea del grupo constructor es terminar la obra en 2019.

Actualmente, IE Business School –en pleno crecimiento– reparte a sus alumnos en casi 30.000 m2, dispersos en 23 centros, la mayoría en alquiler, en torno a las calles María de Molina, Pinar y Serrano de la capital. Aún así, es previsible que la escuela mantenga alguno de sus centros históricos.

La parcela municipal adjudicada al Grupo Villar Mir en la Castellana cuenta con 66.972 m2 de superficie en la zona, donde Acciona inicialmente planeó construir un centro de convenciones en un proyecto auspiciado por el entonces alcalde Alberto Ruiz Gallardón y que finalmente no tuvo éxito.

La alcaldesa Ana Botella sacó después a concurso el proyecto de uso dotacional (donde no puede incluirse por un inmueble de oficinas). La oferta de Juan Miguel Villar Mir resultó ganadora en 2015, al proponer abonar al Ayuntamiento un canon anual de cuatro millones durante 75 años, lo que significa un total de 300 millones. Este importe supuso duplicar el precio de salida inicial de 1,9 millones.

Al importe del canon es preciso sumar el de la inversión de unos 134 millones que supondrá la ejecución del proyecto, lo que eleva el monto total del complejo a unos 434 millones, según se informó en la presentación inicial el pasado año.

Una nueva sociedad para desarrollar el proyecto

Para desarrollar este complejo de tres edificios de 80.000 m2, el Grupo Villar Mir creará un sociedad en la que previsiblemente se incluya a su filial OHL Desarrollos con una participación minoritaria, a semejanza de lo que ocurrió con Torre Espacio o con la Operación Canalejas en Madrid.

Precisamente, Villar Mir vendió Torre Espacio, una de las cuatro torres al norte de la Castellana, por 558 millones de euros en noviembre. El comprador, tras meses de escuchar ofertas, fue finalmente el Grupo Emperador –del filipino Andrew L. Tan–, especialista en licores y bebidas espirituosas.

Actualmente, el grupo presidido por Juan Miguel Villar Mir también desarrolla el Complejo Canalejas en la manzana comprendida entre la Puerta del Sol, y las calles de Alcalá, Sevilla y Carrera de San Jerónimo. Allí se instalará una galería comercial, un hotel de cinco estrellas de la enseña Four Seasons y residencias de lujo. Está prevista que esta obra se concluya para finales de 2018.

También OHL Desarrollos, junto al grupo Hinduja, construirá un proyecto similar en el histórico edificio londinense del Old War Office, donde se prevé dotar de viviendas y un hotel de lujo.

En el caso del complejo de la quinta torre, el grupo anunció que contaría con el soporte financiero del fondo suizo Corestate Capital, una decisión que todavía no está tomada y que se deberá decidir en los próximos meses.

Desde el principio, Villar Mir percibió el proyecto de la quinta torre como un espacio dedicado a uso hospitalario y educativo. Se llegó a hablar de negociaciones con el prestigioso centro clínico Mount Sinaí para su desembarco en España, finalmente descartado por la institución estadounidense.