El FBI presiona a WhatsApp para poder espiar mejor sus conversaciones

El FBI presiona a WhatsApp para poder espiar mejor sus conversaciones

De la polémica con los iPhone y la seguridad que protege los teléfonos inteligentes de Apple, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha pasado a la carga contra Facebook y su servicio de mensajería instantánea WhatsApp. Ante procedimientos judiciales, la compañía no puede facilitar a la Justicia la intervención de conversaciones entre particulares porque, como explican en el desarrollo de su arquitectura de cifrado, ni siquiera ellos tienen acceso a la información que intercambian los usuarios, sino tan solo los propios usuarios que participan de una conversación.

El cifrado de extremo a extremo deja a la Justicia fuera de las conversaciones de WhatsApp

La intervención de una conversación telefónica, previa aprobación por una orden judicial, es tan solo un trámite que deben cumplir los operadores de telecomunicaciones garantizando este acceso a las comunicaciones privadas. Y esto es, precisamente, lo que se ha exigido a WhatsApp y la firma de Mark Zuckerberg, una vez más, se ha negado a cumplir por la imposibilidad de cancelar un cifrado que se encarga de garantizar la privacidad de las conversaciones de sus usuarios.

En este punto, igual que ocurriera con la seguridad de los teléfonos inteligentes de Apple, la Justicia en los Estados Unidos se plantea la imposición de 'nuevas normas' que establezcan limitaciones sobre esta protección en las conversaciones privadas. Un problema que, hace apenas unas semanas, ya afectó a la plataforma de mensajería instantánea Telegram. Y es que, igualmente, se utiliza un cifrado de extremo a extremo en el que el intercambio es de combinaciones indescifrables, únicamente para los dos extremos -las dos personas que se comunican-, que tienen las claves de este cifrado para las conversaciones.

Por lo tanto, en aplicaciones de mensajería como WhatsApp, ni siquiera la compañía de Mark Zuckerberg tiene la posibilidad de acceder al contenido de los chats de sus usuarios. Si bien es cierto que los mensajes 'pasan' por sus servidores, lo hacen con una capa de protección que sólo los usuarios participantes de dichas conversaciones pueden resolver, de forma automática, con sus dispositivos inteligentes.

Normas