La empresa no descarta la retirada

Cellnex se reserva su decisión final sobre la italiana Inwit

Alta tensión ante el precio definitivo

El grupo español quiere sacar ventaja por su mejor posición industrial

Logotipo de Cellnex en sus instalaciones de Torrespaña.
Logotipo de Cellnex en sus instalaciones de Torrespaña.

El punto crucial en el proceso de compra del 45% de Inwit, filial de torres de telefonía móvil de Telecom Italia, se acerca. En principio, a comienzos de la próxima semana, los grupos interesados, EI Towers, filial de Mediaset, American Towers y la española Cellnex (que acude junto con el fondo local F2i) deberán presentar las ofertas vinculantes. Ahora bien, las fuertes presiones sobre el precio podrían llegar a provocar la retirada del grupo español.

Y es que, en las últimas horas, en el mercado italiano se ha estado especulando con que Telecom Italia podría exigir un precio por encima de los cinco euros por cada acción de Inwit.

La pasada semana, la agencia Reuters señaló que Cellnex y F2i ofrecerían cinco euros por título, por encima del rango entre 4,3 y 4,5 euros por acción establecido en la oferta no vinculante. EI Towers, por su parte, estableció un precio de cinco euros en la oferta no vinculante, si bien solo por el 30% del capital de Inwit.

De establecerse un precio de cinco euros, el valor de esta participación rondaría los 1.350 millones de euros. Además, la ley italiana obliga a lanzar una opa por el resto del capital si un inversor compra más del 30% de las acciones de una empresa cotizada. “Cada céntimo de incremento del precio de la acción supone un fuerte aumento del desembolso final”, señalan fuentes del mercado.

Las acciones de Inwit bajaron este jueves un 0,36% hasta 4,48 euros, que otorgan a la compañía una capitalización bursátil de 2.690 millones de euros.

Las tensiones en torno al proceso no acaban ahí. Según publicó ayer el diario Il Messaggero, Inwit va a analizar la posible compra a EI Towers de 1.000 torres de telecomunicaciones, por un precio que rondaría los 200 millones de euros. Posteriormente, EI Towers compraría el 25% de Inwit. De manterializarse esta operación, el proceso de venta por parte de Telecom Italia quedaría roto. La operadora transalpina no se ha pronunciado, si bien en el mercado se recuerda que la empresa ha querido vender la participación del 45% de su filial para reducir deuda. Telecom Italia, que vendió un 40% del capital en 2015 a través de una OPV, han insistido hasta ahora en que pretende quedarse con el 15% del accionariado.

La cuestión se enreda en un momento en el que Vivendi, principal accionista de Telecom Italia con cerca del 24% del capital, está negociando la compra del negocio de televisión de pago de Mediaset, propietaria de EI Towers.

En cualquier caso, el consejo de administración de Cellnex va a analizar todos los escenarios posibles. La compañía no quiere pagar cifras excesivas por Inwit que provoquen una fuerte salida de caja así como una pérdida de sinergias en la posterior fusión con Galata, su filial italiana que posee 7.900 torres de la operadora Wind. Inwit cuenta con más de 11.500 torres. La decisión final, de todas maneras, se tomará en los próximos días.

Fuentes oficiales de Cellnex no quisieron hacer comentarios.

Cellnex y F2i mantienen una ventaja en términos industriales sobre sus rivales. Y es que con la integración de Wind y Galata, la filial de Abertis podría obtener sinergias cercanas a 1.000 millones de euros.