El pasivo se eleva un 5,8% impulsado por Telefónica y Repsol

Las empresas que más aumentan su deuda y las que más la reducen

El año 2015 supone un cambio de rumbo para estas firmas, al poner énfasis en su crecimiento

La deuda financiera neta se sitúa en los 188.095 millones de euros

Las empresas que más aumentan su deuda y las que más la reducen

El año 2015 trajo consigo varios incrementos significativos en los niveles de endeudamiento de algunas de las empresas del Ibex. Las compañías del selectivo español elevaron un 5,8% su pasivo después de haber puesto el foco durante los años de crisis en el desapalancamiento. Y es que 2015 supuso un cambio de rumbo para estas firmas, que han vuelto a poner énfasis en su crecimiento dejando en un segundo plano su empeño denodado por la reducción de deuda. Así, la deuda financiera neta –excluyendo a los bancos y a Mapfre– del conjunto de estas empresas se ha elevado hasta los 195.000 millones a final de 2015.

En este sentido, todavía pesan en el balance conjunto los pasivos de Telefónica, Iberdrola, Repsol o ArcelorMittal, cuyos niveles de deuda han seguido en aumento a lo largo del año. La empresa presidida por César Alierta no ha conseguido, por el momento, rebajar los 49.921 millones de deuda que arrastra en su balance, pues su intención era destinar a la misma los 13.500 millones que le dejaría la venta de O2 al grupo Hutchison, una operación que todavía no ha sido autorizada por la Comisión de Competencia de Bruselas.

También destaca el pasivo de Repsol, que se ha incrementado en casi 10.000 millones de euros como consecuencia de la adquisición del de Talisman. De este modo, el nivel de endeudamiento de la compañía ha pasado desde los 1.935 millones a cierre de 2014 hasta los 11.934 millones a cierre de año.

Por su parte, Dia ha sido otra de las grandes sorpresas en este 2015, al ser una de las empresas en aumentar en mayor medida sus niveles de deuda, que han escalado un 112%, hasta los 1.132 millones de euros. Las compras de tiendas de Eroski, que han supuesto una inversión de 350 millones de euros, explican este incremento, motivado también por el récord de aperturas en países emergentes.

Asimismo, resulta relevante la previsión del aumento del 40% de la deuda de Indra –que publicará resultados el próximo lunes– debido a su plan de reestructuración, así como Amadeus, que eleva su pasivo un 11% como consecuencia de la compra de Navitaire, filial de Accenture, por un importe de 750 millones de euros.

El otro gran protagonismo del año ha sido para las constructoras FCC y OHL, que han llevado a cabo ampliaciones de capital con el objetivo de reducir el pasivo en sus balances, pues según Albert Enguix, gestor de GVC Gaesco Gestión, “las empresas se encuentran todavía en proceso de desapalancamiento, especialmente las constructoras”. Para la primera, cuya operación se ha cerrado en 2016, se prevé que finalice el año con un aumento de su deuda en torno al 10%. Por su parte, OHL ha conseguido rebajar un 29% sus niveles de endeudamiento.

Con la constructora, otras compañías del selectivo español como Abertis (-9%), Aena (-12,4%), ArcelorMittal (-0,6%), ACS(-30%), Endesa (-20,2%), Ferrovial (-27,1%), Gas Natural (-7,6%), Red Eléctrica (-9,2%) o Sacyr (-34%), entre otras, han logrado reducir su pasivo, contribuyendo a que el aumento de la deuda en el conjunto de las empresas del Ibex durante el pasado año haya sido moderado. Estos descensos han sido posibles gracias a que, en la mayoría de los casos, el cash flow operativo ha sido superior al importe de las inversiones que se han realizado y al dividendo ordinario con cargo a los resultados del ejercicio 2014.

Las grandes empresas dejan de destruir empleo en 2015

Las empresas que más aumentan su deuda y las que más la reducen

Después de años de fuertes ajustes en las plantillas, el número de trabajadores de las empresas del Ibex vuelve a crecer en 2015 un 2,7%. A este incremento han contribuido compañías como Gas Natural o BBVA tras la integración de nuevas firmas a su negocio.

Gas Natural

Gas Natural es, con diferencia, la compañía que eleva la plantilla del conjunto de las empresas del Ibex. La gasista ha pasado de tener 14.766 trabajadores en 2014 hasta un total de 21.542 en el año 2015. Una de las principales razones ha sido la integración de del grupo chileno CGE, la mayor compra de Gas Natural en el exterior hasta el momento.

BBVA

La plantilla del banco presidido por Francisco González creció un 26%, hasta los 137.968 trabajadores en 2015. El cierre de la compra del 14,89% del banco turco Garanti y la compra de Catalunya Banc en 2014 han repercutido positivamente en el volumen de su plantilla.

Endesa

Endesa destaca como la compañía que ha sufrido el mayor recorte de plantilla en 2015. La empresa ha registrado un descenso del 49% en su número de trabajadores, pasando de 20.173 en 2014, hasta los 10.243 a cierre de este año. Esto se debe a que 2015 ha sido el ejercicio en el que el grupo ha acabado con la reorganización de su negocio tras haber traspasado en 2014 su división de Latinoamérica (Enersis) a Enel.

ACS

Los trabajadores de ACS también han visto reducida su plantilla en un 9%, hasta los 197.651 empleados. La venta del negocio de renovables a su filial cotizada Saeta y la reestructuración de la constructora alemana Hochtief han sido las causas del descenso en su número de trabajadores.