Gana 833 millones, con un alza del 74,2%

Aena eleva un 74% el beneficio y pagará 400 millones de dividendo

La compañía rebaja el ratio de deuda de 5,6 hasta 4,5 veces el ebitda

Dos viajeros pasan ante un 'stand' de Aena en el aeropuerto madrileño de Barajas.
Dos viajeros pasan ante un 'stand' de Aena en el aeropuerto madrileño de Barajas.

Aena ha pasado de ganar 452 millones en 2014, lo que supuso la consolidación del beneficio y el paso al reparto de dividendos, a una cifra de 833 millones en ganancia neta consolidada en 2015, con un alza del 74,2%. El tirón ha hecho que pueda confirmarse la llegada de la primera remuneración al accionista: el consejo llevará a la junta una propuesta de 2,71 euros por título, lo que implicará el ingreso de 207,3 millones por parte del Tesoro Público, en función del papel de primer partícipe del Estado a través de Enaire (51% del capital). Este dividendo supone el 50% de los 811 millones de beneficio neto de la matriz del Grupo Aena.

Esta notable evolución del resultado neto consolidado coincide con el cierre del segundo mejor año en tráfico de pasajeros de la historia de la compañía, con 207 millones (70% internacional) y un aumento del 5,9%. Desde la compañía que preside José Manuel Vargas se ha destacado la "recuperación" de la principal plaza de la red de aeropuertos, Madrid-Barajas, con una mejora del 11,9% en pasajeros respecto a 2014.

Los ingresos de Aena han marcado 3.518 millones de euros, lo que implica un ascenso del 11,1%. De esta cifra, el 26,1% responde a la actividad comercial en los aeropuertos (dentro y fuera de las terminales). En este último apartado, la facturación ha sido un 15% mayor, compensando la congelación de tasas aeroportuarias.

Inversión contenida

La inversión de Aena en 2015 fue de 254,6 millones de euros, cifra que incluye los 27,5 millones de euros invertidos en Luton). La empresa recuerda que tiene capacidad excedentaria en sus aeropuertos como para  absorber futuros crecimientos de tráfico.

El nuevo marco regulatorio limita el volumen de inversión medio anual a 450 millones de euros.

Y el beneficio bruto de explotación (ebitda) ha sido de 2.098 millones tras una escalada del 12,4% respecto a 2014.

Otra magnitud creciente es la de la generación de caja, con 1.629 millones, un 21% más que en el pasado ejercicio (1.346 millones). Precisamente ha sido este mayor cash flow el que ha permitido rebajar la deuda, de 10.733 millones a 9.402 millones (incluye la deuda financiera neta de Luton por 366 millones de euros), pasando de 5,6 veces el ebitda de 2014 a un ratio de 4,5 veces el ebitda de 2015. Un 79% de la deuda está firmada a tipo fijo en 2015, frente al 52% en 2014, con un tipo medio del 1,86%.

Aena viene de implementar un fuerte programa de reducción de costes y reestructuración. Su margen bruto de explotación es del 59,2%.

Lo que viene ahora, a partir del 1 de marzo, es una rebaja tarifaria del 1,9% respecto a las del año 2015. Con los precios de este año como base, Aena congelará los precios que cobra a las aerolíneas durante el periodo 2017-2021. La propueta se está debatiendo con las aerolíneas.