Algunos productos ofrecen hasta un 5% TAE el primer año

Cómo sacar la máxima rentabilidad a tu cuenta

Una búsqueda complicada de la remuneración sin riesgo
Una búsqueda complicada de la remuneración sin riesgo

Los bajos tipos de interés también han golpeado a la rentabilidad de las cuentas bancarias. En este terreno, y buscando la mayor rentabilidad sin riesgo destacan las llamadas cuentas remuneradas que, a cambio de una mayor vinculación por parte del cliente con la entidad, incrementan el rango de los intereses ofrecidos. En estos tiempos de bajo precio del dinero, los bancos ofrecen productos cada vez más personalizados y que requieren un obligado proceso de comparación por parte del cliente para ver cuál es el que más se adapta a sus necesidades.

  • Cuentas remuneradas

El producto emblema de Banco Santander, y una de las rentabilidades más atractivas para los saldos medios, es la Cuenta 1,2,3. Esta opción remunera con un 1% a los saldos inferiores a 2.000 euros, con un 2% a los de hasta 3.000 y con un 3% a los inferiores a 15.000. A partir de esa cantidad, el exceso no recibe intereses por parte de la entidad. Esta cuenta ofrece, además, sustanciales descuentos en los recibos. Hasta un máximo de 1.000 euros mensuales, goza de un 1% de descuento para los impuestos locales y seguros sociales, un 2% para recibos de suministros del hogar, como el agua o el gas y un 3% para los pagos relacionados con educación u ONGs. La cuenta El principal inconveniente de la Cuenta 1,2,3 es su coste mensual de tres euros por mantenimiento que lleva a los saldos menores de 2.000 euros a un TAE negativo. 

Sustanciales descuentos en los recibos ofrece también la Cuenta Próxima de Unicaja. En concreto, de hasta el 3% con un máximo de 300 euros por trimestre. Este producto, eso sí, no ofrece TAE y exige una gran vinculación con la entidad, pues una de las obligaciones pasa por contratar 30.000 euros en uno o varios productos gestionados por el propio banco, como planes de pensiones, valores o fondos.

La cuenta 1,2,3 de Santander reumunera 15.000 euros a un 3%

Por su parte, la Cuenta Nómina y la No Nómina de Bankinter también ofrecen una alta rentabilidad. En el caso de ambas, el TAE alcanza el 5% en el primer año y se reduce a un 2% en el segundo. Desde el tercer año, la cuenta carece de remuneración. La diferencia entre las dos cuentas es que la No Nómina está pensada para autónomos o profesionales sin ingresos fijos y, sin que cambien las condicioness con respecto a la Cuenta Nómina, exige domiciliar los recibos y utilizar la tarjeta de crédito gratuita. Para ambas cuentas, la rentabilidad solo cubre los primeros 5.000 euros ingresados, por lo que no es la más interesante si el saldo disponible es elevado.

Otra opción atractiva para los inversores que cuentan con al menos 30.000 euros es la Cuenta Expansión Plus de Banco Sabadell. Con un 3% TAE sobre un máximo de 10.000 euros y sin comisiones, ofrece también un descuento en recibos y compras del 3% hasta 50 euros al mes.

Por su parte, Banco Mare Nostrum ofrece a nuevos clientes, y a los más vinculados, una cuenta remunerada, la Ahorro Vista, remunerada por tramos, hasta el 0.30%. El gran aliciente para contratar este producto está en la ausencia de comisiones y en el hecho de que carece de límite de importe. Todo el dinero ingresado se remunera.

 

  • Cuentas ahorro

Los bajos tipos de interés se han llevado por delante la rentabilidad de la mayor parte de las cuentas de ahorro del mercado. Ahora, el mayor reclamo son unas condiciones que, en otro momento, se hubieran visto como algo habitual: la ausencia de comisiones. Así se promociona, por ejemplo, la Oferta Ahorro de Banco Popular que avisa de que se trata de una cuenta con 0% TAE, pero recalca la ausencia de comisiones y algunos descuentos en las compras. Pero todavía hay algunas cuentas de ahorro que ofrecen intereses a sus clientes. Todas, eso sí, con un TAE inferior al 1%. Una de ellas es la Cuenta Superior de Bankia, que entrega una rentabilidad del 0,1% hasta un máximo de 600.000 euros.

Además, existen opciones mixtas en las que la rentabilidad es algo mayor. Self Bank dispone de un producto combinado, la Cuenta Self, que consta de una cuenta corriente y una de ahorro. Así, mientras que la corriente no se ve remunerada, los ingresos de la cuenta de ahorro gozan de un TAE del 3% durante los tres primeros meses que se reduce después a un 0,3%.

Por otro lado, existen cuentas atractivas para los inversores con sus miras puestas en el largo plazo. Ejemplo de ello es la Cuenta Ahorro 5 de Banco Sabadell que da un 0,5% TAE si se mantiene abierta durante al menos cinco años. En caso de cancelarla antes del plazo, la rentabilidad ofrecida es cero. Esta cuenta, eso sí, remunera un máximo anual de 5.000 euros, aunque el saldo está exento de tributación de los rendimientos del capital.

  • Cuentas con regalos

Pros y contras de los depósitos frente a las cuentas

epósitos y cuentas son dos productos destinados a los ahorradores más conservadores. Optar por una u otra opción dependerá de las necesidades de cada cliente y, especialmente, de la disponibilidad que se quiera tener del dinero.Aunque ambos garantizan el 100% del capital, existen diferencias importantes que hay que tener en cuenta a la hora de elegir.

Ventajas

La principal ventaja de los depósitos, el producto estrella entre los que quieren sacar algo de rentabilidad a sus ahorros sin correr ningún riesgo, es que disponen de un tipo de interés fijo que el cliente conoce de antemano. Es decir, a diferencia de las cuentas remuneradas, en las que el banco puede recortar la rentabilidad a pagar en el momento que considere oportuno, en el caso de los depósitos, la entidad se ve obligada a dar el interés que ofrecía en el momento de la contratación del producto.Depósitos y cuentas remuneradas son, además, dos de los productos más transparentes, algo que ha cobrado especial relevancia después de los errores cometidos en el pasado. A la hora de suscribir uno u otro, el ahorrador tiene pleno conocimiento de las condiciones. Al tipo de interés se suman otros aspectos importantes como las comisiones, la duración, la penalización en caso de retirada anticipada del dinero si se está hablando de los depósitos, así como el momento en que pagarán los intereses prometidos. Otra de las características de este tipo de activos a tener en cuenta es la garantía pública.En caso de quiebra de una entidad, el Fondo de Garantía de Depósitos asegura la devolución de hasta 100.000 euros por persona y banco, tanto en depósitos como en cuentas.

Inconvenientes

Una de las desventajas más clara de los depósitos frente a las cuentas es la iliquidez de los primeros. Esto no es otra cosa que el hecho de que el cliente, en principio, no puede disponer del dinero cuando lo necesite. Para recuperarlo deberá esperar el tiempo estipulado en el contrato.Si, por algún casual, necesitara hacer uso de él, deberá tener presente que será penalizado. La regla habitual es que, en caso de la retirada anticipada del dinero, el cliente vea rebajada de manera sustancial la remuneración. Por esto, los depósitos están pensados para el dinero que no se va a utilizar en el medio plazo.

Un incoveniente añadido es que la remuneración depende de los tipos de interés que establezca el BCE. Esto provoca que, en ocasiones, la rentabilidad reportada sea muy baja e incluso nula. En algunos momentos la inflación, las retenciones fiscales y las comisiones bancarias se comen el retorno.

Como colofón a lo anterior, se encuentra la tributación fiscal frente a otros productos como los planes de pensiones. Hasta 6.000 euros la retención es del 19%. Entre 6.000 y 50.000 sube al 21% y para cantidades superiores a los 50.000, es del 23%.

Aunque no es tenido en cuenta en el cálculo de la rentabilidad, algunas cuentas ofrecen recompensas a través de descuentos en compras o regalos. Una de ellas es la comercializada por Coinc, de Bankinter, que, con un TAE del 0,8% hasta un saldo máximo de 50.000 euros, incluye descuentos del 4% en compras realizadas a través de Amazon.

Abanca es otra de las entidades que ofrece una cuenta con regalos, en este caso para niños. Su Cuenta Netclub, específica para clientes con edad comprendida de 0 a 15 años, retribuye mediante puntos canjeables por artículos de un catálogo educativo disponible en la web de la entidad. Cada 15 euros de saldo trimestral conceden un punto canjeable. Enfocado a jóvenes también está el ImaginBank, un banco a través del móvil y cuya mayor ventaja es la ausencia de comisiones y el envío gratuito de dinero a cualquier cuenta en España sea de la entidad que sea.