Seguros por internet

Tu proveedor, a un clic

Es posible contratar una póliza, presentar un parte de accidente o pedir cita médica sin salir de casa.

Tu proveedor, a un clic

Visitar a un agente de seguros para contratar una póliza se convertirá en una práctica obsoleta en breve. Internet gana terreno a la oficina, complementa el negocio tradicional y potencia la facturación de las compañías. Una tendencia que se constata en el incremento de trámites online, ya sea por ordenador, tableta o móvil, gracias a la innovación tecnológica y la preferencia de este medio por los clientes.

Pero no solo cambia el canal, sino también el cortejo. Las aseguradoras aspiran ahora a atender necesidades reales y ayudar a gestionar el riesgo en vez de hablar de productos y precios. Apelan más a la emoción que a la razón y se apoyan tanto en herramientas de análisis como en personal para satisfacer al usuario.

“Los clientes ya no quieren productos genéricos ni reunirse con agentes y corredores de seguros. Lo que quieren es una experiencia personalizada y ofertas que reflejen un conocimiento de sus necesidades y riesgos”, destacan en la consultora KPMG.

Para el comparador online Rastreator, el auge de este negocio en las compañías tradicionales, junto a la entrada de empresas comparadoras, hacen que la Red cobre relevancia. Así, no solo el 90% de los consumidores contrasta información antes de comprar un producto, sino que el 69% lo hace de forma virtual. En los próximos tres años, prevé Accenture, el uso de dispositivos conectados para personalizar las coberturas será la principal fuente de ingresos de las aseguradoras.

Entre la salud y las pensiones

El usuario digital de Sanitas pide citas y consulta su historial médico. La aseguradora quiere así “facilitar los trámites, ahorrando tiempo y desplazamientos”, según David García, su director de transformación digital.

Para ello ha lanzado aplicaciones para el embarazo y la salud bucodental y ofrece como novedad videoconsultas. Pero la gestión de reembolso de facturas de gastos médicos y farmacéuticos es el trámite estrella (13.000 en 2015).

DKV Seguros de Salud lanzará una aplicación para el reem­bolso de gastos médicos, un servicio que se unirá a sus plataformas en Internet y móvil, con 40.000 usuarios. Entre las gestiones, resaltan las solicitudes de autorizaciones médicas al instante para pruebas sencillas (ecodoppler o enemas) y, “24-48 horas” para las complejas (prótesis o implantes).

Generali incorpora las redes sociales como medio de contacto, contratación y atención a particulares, además de la web (con chat online) y las aplicaciones. Y una vez activada la geolocalización móvil, es posible situar y pedir un encuentro con su agente, médico u oficina más cercana. También pone a disposición simuladores para el cálculo de la pensión y diseñar un plan financiero a medida. “Normalmente, nuestros clientes recurren a la web para informarse o cotizar”, dice Juan Luis Cavero, director comercial de Generali.

Y pese a que en España domina aún la venta presencial, las empresas son cada vez más conscientes de la transformación y hoy prolifera una amplia variedad de servicios en los canales digitales.

Desde la solicitud de un presupuesto, la suscripción de una póliza (moto, coche, hogar, empresa, salud, vida o ahorro) o la declaración de un parte de siniestro, hasta pedir asistencia u orientación médica, fiscal o jurídica. Todo a golpe de clic, desde el hogar u oficina, las 24 horas del día.

Mutua Madrileña

La tramitación de un parte, a través de su aplicación móvil, es el servicio más exitoso de la aseguradora, indica la compañía. Tan solo debe aportar la fecha del accidente, la matrícula del vehículo, su DNI y fecha de nacimiento o NIF y número de póliza si es una sociedad. Por esta misma vía –y desde la web–, puede consultar el estado del expediente, contactar con el tramitador, conocer la red de talleres concertados, pedir una cita con el elegido y seguir la reparación.

Mientras que en la página prevalecen las peticiones de un chófer para llevar su coche a pasar la ITV (el traslado es gratis, no así los costes de revisión) y las del test psicotécnico para la renovación del carné de conducir.

“El año 2015 cerró con más partes tramitados digitalmente que en las oficinas, tras crecer cerca del 40% respecto al ejercicio anterior. Y en cuanto al servicio de asistencia en la aplicación móvil, aumentó un 100%”, destaca Mutua.

Sobre todo el uso de la geolocalización ha facilitado las prestaciones de socorro cuando se sufre un pinchazo, al ubicar con mayor rapidez el lugar de la incidencia. En tanto que en la Red, mediante su Autoclub Mutua, se pueden recurrir multas y recibir asesoría jurídica ante sanciones de tráfico.

Mapfre

Desde la suscripción de una prima hasta la gestión de las prestaciones que la garantizan, son las opciones que ofrece la multinacional española, donde es recurrente la búsqueda de precio.

La firma ha aprovechado este nuevo ecosistema para reforzar su programa de fidelización teCuidamos, por el que se acumulan tréboles canjeables para renovar el seguro y que se obtienen tras usar su tarjeta.También brinda orientación médica (del pediatra, psicólogo, nutricionista) y telefarmacia 24 horas, atiende emergencias del hogar y hasta se encarga de comprar entradas para el cine o billetes de viaje…

“La compañía está inmersa en un proceso transversal de digitalización que implicará avances constantes en la gestión de venta, posventa y en relación con los clientes”, señala Francisco Serrat, director de negocio de Internet de Mapfre España. Una apuesta que incluye el desarrollo móvil. Las ventas por la Red subieron un 28% en 2015, con un pronóstico de 100.000 nuevas pólizas para 2016, prevé Serrat.

Axa

Además de los clásicos, los clientes del grupo francés pueden contratar planes de pensiones, de ahorro, inversión y vida, así como calcular su pensión de jubilación y conocer su rentabilidad. Este último es el trámite que más se repite, junto con la consulta de la situación patrimonial de las pólizas de vida-ahorro. Aunque esperan que crezcan las transacciones de salud.

Línea Directa

“La digitalización ha sido una característica intrínseca desde su nacimiento hace 20 años”, afirma Francisco Valencia, portavoz de esta compañía propiedad de Bankinter. Por Internet puede no solo calcular el precio del seguro y contratarlo, sino también presentar un parte, pagar recibos e incluso pedir una grúa.

Con su aplicación es posible notificar multas y saber si tiene alguna sanción en los boletines oficiales para tramitar su recurso, subir la fotoverificación del vehículo en casos de accidente u obtener la versión digital de su tarjeta de fidelización, con descuentos de renovación. Aunque la declaración y seguimiento de siniestros, el pago de recibos y la tarificación son los más demandados.