Usar cupones descuento para que tu negocio crezca

Sirven para captar nuevos clientes que busquen productos o servicios a un precio más económico

Usar cupones descuento para que tu negocio crezca

El uso de los cupones descuento puede favorecer el crecimiento de los negocios. Las empresas o emprendedores tienen la posibilidad de conseguir nuevos clientes a través de este sistema, en donde los consumidores buscan precios más económicos para un tipo de servicio que en principio no pueden o no desean pagar. Se trata de una especie de gancho que servirá para captar al cliente, que en el caso de quedar satisfecho posiblemente vuelva a probarlo y no pondría tantas pegas para adquirirlo con su precio original.

Este tipo de cupones resultan un gran incentivo para la compra de productos y la fidelización de clientes, principalmente en aquellos servicios o artículos que precisen de un pago periódico o una suscripción. El cliente lo usa para el primer pago y en el caso de quedar satisfecho renovará pagando la siguiente cuota de manera íntegra. Por su parte, el vendedor lo comercializa con una rebaja para más adelante cobrar el precio real.

Tras usar el reclamo del descuento para fidelizar a los clientes será preciso ofrecer a los consumidores una buena atención, así como un adecuado servicio.Un ejemplo podría ser el cupón ahorro Webempresa, que utiliza esta misma compañía para proporcionar a los clientes la opción de ofrecerlos a amigos o clientes. Se trata de un modelo muy parecido al que usó durante años la compañía American Hostgator, y que ofreció buenos resultados. Siguiendo una estrategia similar, esta compañía ha conseguido alcanzar los casi 20.000 clientes en muy poco tiempo.

Hace unos años la aparición de empresas como Groupalia o Groupon motivó un boom importante para el sector de los cupones descuento, aunque algunas compañías abusaron de ello sin obtener los resultados esperados.

En cualquier caso, la utilización de estos cupones como incentivo para atraer un público nuevo sí que puede resultar muy interesante para aquellos negocios que lleven muy poco tiempo en funcionamiento o que hayan sufrido una reforma recientemente. Servirá como vía de promoción y en el caso de que el consumidor quede satisfecho con su producto o servicio, acabará recurriendo a ellos de nuevos, pero abonando el precio original.

Normas