Fondos de inversión para aprovechar las caídas de la Bolsa, o resguardarse de la tormenta

¿Ser valiente o precavido? He ahí el dilema

Opte por aprovechar los precios bajosy arriesgar o, por contra, por defenderse y esperar a que pase la tormenta, hay fondos adecuados para todas las estrategias.

¿Ser valiente o precavido? He ahí el dilema

Como en la viña del Señor, en el campo de las inversiones hay de todo. Ante turbulencias en los mercados como las vividas en las últimas semanas hay quien solo piensa en echar a correr y resguardarse donde pueda. Y otros ven en la caída de precios de los valores la oportunidad de sus vidas. Para estos dos perfiles de inversión enfrentados hay opciones y recomendaciones de los expertos.

Empecemos por quienes opten por defenderse. ¿Qué se puede hacer? “La volatilidad ha venido para quedarse y para recordarnos que el control del riesgo debe ser una prioridad para los inversores. Por eso, pensamos que pueden tener mucho sentido estrategias de fondos cuyo universo de inversión sean compañías estables que hayan registrado volatilidades medias inferiores al mercado. Por ejemplo, el Seeyond Europe Min Variance”, menciona Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia, Latinoamérica y US Offshore.

Sandra Crowl, miembro del comité de inversión de Carmignac, cree que “en este contexto de marcada volatilidad, es necesario un enfoque activo y no referenciado a índices. La cobertura activa es de suma importancia para protegernos frente a mercados muy negativos, así como una estructuración de la cartera diseñada para evitar el contexto deflacionista y de escaso crecimiento”, y recomienda el Carmignac Patrimoine.

“La experiencia nos dice que la mayoría de los inversores agradece más la protección del capital que ser valientes y obtener un poco más de rentabilidad”, explica Antonio Magaz, del departamento de análisis de Aspain11; por eso, desde que empezaron a ver que podían venir problemas, sus carteras se encuentran bastante diversificadas en fondos de gestión alternativa y market neutral” .

“Con volatilidad, es necesario un enfoque activo”, dice Sandra Crowl, de Carmignac

José Caturla, consejero delegado de Aviva Gestión, opina que si el inversor es muy conservador, lo mejor es invertir en un fondo monetario, con comisiones bajas y con una cartera transparente; “no obstante, debe saber que en este caso es muy probable que, dada la situación de los tipos de interés, la rentabilidad que se obtenga en 12 meses sea ligeramente negativa”.

Muy cauto es también Alfonso Castro, director de Arquia Gestión: “En las últimas semanas estamos viendo una revalorización del activo refugio por excelencia, el oro; pero ahora mismo, si no queremos estar en productos de riesgo y queremos una posición absolutamente defensiva, la alternativa es la liquidez”.

En cuanto a Javier flores, director de análisis de Asinver, cree que puede ser en fondos que invierten en deuda pública en la zona euro donde los inversores con un perfil de riesgo bajo pueden encontrar un resultado razonable, por ejemplo, el Robeco Euro Government Bonds.

Michaël Nizard, gestor principal de Edmond de Rothschild Europe Flexible, por su parte, asegura que su fondo es capaz de adaptarse a la configuración actual del mercado: “Este producto flexible tiene como objetivo captar el dinamismo de los mercados de acciones europeas al mismo tiempo que contiene las pérdidas en los momentos de fuerte volatilidad, como el que vivimos ahora”.

“No todos los valores que bajan son baratos”, según Gustavo Trillo, de Bestinver

En cuanto a Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal, considera que para aquellos que estén buscando refugio es interesante un fondo como el Schroder ISF Euro Short Term Bond, cuyo objetivo es superar a su índice de forma consistente en cualquier situación de mercado.

Por el contrario, los fondos que más pueden aprovechar estas caídas son los de renta variable europea que sean capaces de identificar las mejores compañías, como el Schroder ISF European Opportunities.

Y es que son muchos los que creen posible ganar en medio de las turbulencias. Marta Campello, asset manager de Abante Asesores, menciona los fondos de retorno absoluto o gestión alternativa. “Estos vehículos no están diseñados para dar buenos resultados solo en momentos de pánico de los mercados, pero la realidad nos demuestra que son capaces de mostrar gran capacidad de preservación de capital en esos entornos”, y propone el OLD Mutual Global Equity Absolute Return y el European Absolute Return de BlackRock. “Ambos fondos cerraron positivos el mes de enero y se encuentran planos en febrero”.

No obstante, Laura Donzella, directora de ventas de Nordea para Iberia y Latinoamérica, apunta que “algunos fondos de retorno absoluto o alternativos pueden acertar la tendencia, pero es difícil encontrar gestores que sean consistentes en este tipo de mercados, por lo que, en nuestra opinión, lo mejor es concentrarse en no perder demasiado”, y propone el Nordea-1 Stable Return Fund, un fondo multiactivos que tiene como objetivo preservar el capital en un horizonte de inversión a dos años.

“Sin duda, es el momentode ser valientes”, anima Jaume Rey, de GVC Gaesco

En opinión de Ricardo Comín, director de ventas para Iberia y Latinoamérica de Vontobel Asset Management, “los inversores deberían abstenerse de vender los activos de riesgo en grandes cantidades, ya que sus precios ya han caído demasiado”, y recomienda centrarse en empresas de calidad.

Pero ¿es el momento de asumir más riesgo? “Sin duda alguna, creemos que es momento de ser valiente. El mercado ofrece más que nunca unos descuentos muy atractivos y la posibilidad de entrar en empresas de calidad que en situaciones normales es muy difícil hacerlo a unos precios aceptables”, dice Jaume Rey, analista financiero en GVC Gaesco Gestión.

Efectivamente, “estos momentos son más para comprar que para vender”, admite Gustavo Trillo, director comercial de Bestinver, aunque debemos tener prudencia “porque no todos los valores que bajan son necesariamente baratos, por eso es clave el análisis y la diversificación”, advierte.

En Gesconsult también creen que “entrar en varios tramos y hacerlo en épocas de pánico suele ser un buen momento, sobre todo en este caso, donde los fundamentales creemos no se corresponden con el elevado castigo que están sufriendo muchos valores”. Por contra, para los inversores cuya prioridad es buscar refugio, “lo lógico sería estar en liquidez directamente o en un fondo con muy baja volatilidad en el que apenas haya riesgo de duración, crédito, etc. Por ejemplo, con un enfoque de preservación de capital, Gesconsult Corto Plazo”.

Y con los principales índices en caída libre, ¿los fondos cotizados o ETF son una opción? “Para aprovechar las caídas bursátiles necesitarías adoptar una posición corta en esos mercados a través de un fondo cotizado en Bolsa o de un derivado. Se trata de una estrategia de inversión muy arriesgada, ya que se quedaría completamente expuesto a cualquier cambio de rumbo y se perdería mucho si los mercados cambiasen y subiesen”, dice Sasha Evers, director general de BNY Mellon IM, Iberia, quien apuesta para defenderse por fondos mutiactivos como el BNY Mellon Global Real Return EUR Fund.

Aitor Jauregui, responsable de desarrollo de negocio de BlackRock para España, Portugal y Andorra, considera que los ETF “con estrategias de mínima volatilidad son atractivos para cualquier inversor. De hecho, durante estos últimos meses hemos experimentado un incremento muy significativo en los activos de nuestra gama de Minimum Volatility. Dichos productos tienen un comportamiento excelente en el largo plazo, dado que capturan gran parte de la subida y protegen mucho en las caídas”.

En definitiva, ¿es el momento de ser valientes o conservadores? “Es el momento de no cambiar la manera de ser”, resume Antoni Estabanell Buxó, el consejero delegado de EDM, y prosigue: “Quien considere la renta variable para valientes, lo debe seguir siendo. No hay razones para vender –sí para comprar– compañías sólidas a precios de derribo. Quien por razones financieras –horizonte de inversión– o psicológicas –aversión a pérdidas provisionales– no pueda soportar la volatilidad, no debería entrar en Bolsa ahora”.

En cualquier caso, Estabanell cree que “cuando las aguas se tranquilicen, volverá la discriminación”, y EDM Inversión (renta variable española) o EDM Strategy (renta variable europea) “son una selección de valores con excelentes perspectivas de negocio a corto y largo plazo”.

Claves

Ganar en Bolsa vía fondos es posible

¿Cómo? Según José María Luna, de Profim, mediante fondos de acciones pero de estrategia inversa, por ejemplo, el Bankinter Eurostoxx Inverso, o con productos que utilicen la volatilidad “y aprovechen un escenario de repunte de este indicador del miedo”, como el Amundi Absolute Volatility World Equities.


Alargar el horizonte de inversión

Los periodos de reacción excesiva del mercado deben verse como oportunidades para los inversores a largo plazo”, cree Giordano Lombardo, director de Inversiones de Pioneer. Recomiendan para aprovechar las caídas el Absolute Return European Equity y el US Fundamental Growth.

Las dos opciones de Henderson

Las gestoras suelen tener productos para todos los gustos. Ignacio de la Maza, director para Iberia y LatAm de Henderson Global Investors, por ejemplo, apuesta para la parte más agresiva por el Henderson Horizon Euroland y para la conservadora, por el Henderson Gartmore UK Absolute Return.

En Bolsa, solo a corto plazo

A largo plazo no es recomendable tener mucho en Bolsa, pero sí puede haber oportunidades para un inversor experimentado y muy pendiente de su cartera porque hablamos de rebotes al corto”, advierte Luis Bononato, gestor del Global Allocation Fund Investment.

Multiactivos para defenderse

La mejor forma de construir una cartera defensiva es invertir en una estrategia defensiva multiactivos. Estos fondos invierten en diferentes clases de activos: renta variable, renta fija, efectivo, materias primas, etc.”, recomienda Sasha Evers, director general de BNY Mellon IM, Iberia.

Se recuperan los fondos refugio

No lo dude, los españoles somos conservadores en lo que se refiere a invertir; sin embargo, la falta de rentabilidad atractiva en los productos más tradicionales tipo depósitos o fondos monetarios ha obligado a los ahorradores a incluir un poco más de riesgo en sus carteras.
Según destaca el último informe mensual de Imantia Capital, si a cierre de 2014 el 36,6% del patrimonio de los fondos se incluía en las categorías de mixtos y renta variable, a cierre de 2015 este porcentaje había ascendido hasta el 53%.
Pero este mes de enero, caracterizado por sus bruscos vaivenes bursátiles, amenaza con hacer retroceder estas cifras. De hecho, las categorías de mixtos arrancan 2016 con salidas patrimoniales. En concreto, los mixtos de renta fija han sufrido reembolsos de 750 millones y los mixtos de renta variable, de 500 millones.
Ese retroceso en la asunción de riesgos también se constata en que las únicas categorías con suscripciones netas, siempre según los datos de Imantia Capital, han sido las más conservadoras, es decir, renta fija corto plazo (1.450 millones de euros), monetarios (220 millones), renta fija duración (70 millones) y garantizados (40 millones).