Tacha de "inaceptables las descalificaciones" de este colectivo

El supervisor de “inaceptables las descalificaciones” de los inspectores

Reloj en la fachada de la sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en Madrid. EFEArchivo
Reloj en la fachada de la sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en Madrid. EFE/Archivo EFE

El Banco de España tachó ayer de “inaceptables las descalificaciones” realizadas por sus inspectores. El supervisor responde así a este colectivo que pide la dimisión de Fernando Restoy por la salida a Bolsa de Bankia. La institución opta por defenderse sin mencionar explícitamente al subgobernador. Sus argumentos se apoya sobre todo en las sentencias de la Audiencia Nacional que alegan que “las facultades del Banco de España en este ámbito (la OPS de Bankia) fueron ejercitadas en su momento razonablemente”.

Como era de esperar el consejo de gobierno del Banco de España decidió ayer actuar y dar una respuesta lo más contundente posible a las duras críticas realizadas el martes por la junta de la asociación de inspectores a través de un comunicado interno y en la que pedían la dimisión del subgobernador y de dos consejeros de la comisión ejecutiva, Vicente Salas y de Ángel López Roa por su implicación en la salida a Bolsa de Bankia. Reunido con carácter de urgencia el consejo de gobierno de la institución decidió que fuera la comisión ejecutiva la que remitiese un comunicado en el que a través de siete puntos intenta desmontar los argumentos de los inspectores, en una respuesta que estima “necesaria”.

El punto que llama más la atención, e incluso ha sorprendido a los propios inspectores al considerar que no es un lenguaje propio del supervisor, es el punto quinto, en el que se tacha de “inaceptables las descalificaciones a instituciones y personas vertidas en el comunicado de la junta de inspectores y, en particular, las que se hacen de forma genérica contra los profesionales responsables de la supervisión de determinadas entidades”, en alusión a Restoy, Salas y López Roa.

El Banco de España ha preferido defenderse como institución, por lo que en el escrito remitido omite mencionar a Restoy o a los dos consejeros de la comisión ejecutiva de forma explícita. El supervisor pide que en el futuro las relaciones entre este colectivo y la dirección del supervisor puedan desarrollarse a través de los “procedimientos internos establecidos” y de acuerdo con principios de “colaboración y lealtad”.

En su comunicado el Banco de España (que cuida al máximo su lenguaje) afirma que “no ha elaborado informe alguno rebatiendo o criticando” las conclusiones de los informes elaborados por los peritos judiciales propuestos por el propio supervisor y designados por el titular del Juzgado de Instrucción Central número 4 en el denominado caso Bankia.

El regulador añade que el informe, emitido en marzo de 2015, al que se refiere el comunicado de los inspectores, consistió en la contestación a una consulta planteada por el Frob para aclarar cómo debían interpretarse varias normas contables emitidas por el propio Banco de España. Recuerda, además, que su actuación “ya ha sido objeto tanto de fiscalización por el Tribunal de Cuentas, como de revisión en sede contencioso-administrativa” y que no se ha detectado “irregularidad alguna”. Sobre el proceso de constitución y salida a Bolsa de Bankia, se han publicado ya dos sentencias firmes en la Audiencia Nacional. Ambas concluyen que “las facultades del Banco de España en este ámbito fueron ejercitadas en su momento razonable y proporcionalmente”.

Asegura que tanto el trabajo de los peritos, como la preparación de la contestación a estas consultas se llevó a cabo de modo independiente por expertos que actuaron “con su mejor criterio profesional”. Los inspectores restan valor al escrito de la comisión ejecutiva al afirmar que en ella se sientan los tres miembros a los que aluden en su comunicado, el subgobernador, Salas y López Roa.