Las empresas con más de 500 millones de capitalización serán excluidas

El MAB endurece sus condiciones para reforzar la confianza de los inversores

Las empresas serán excluidas cuando su capitalización supere los 500 millones

El asesor registrado deberá estar sujeto a la supervisión de la CNMV

Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) pretende ser más atractivo para los inversores. Con el objetivo de "limitar" casos como el de Gowex y adaptarse a la nueva legislación financiera aprobada por el Parlamento en 2015, el MAB ha actualizado su reglamento, que afectará fundamentalmente a la incorporación y exclusión de empresas, a la información a suministrar por las mismas y a las funciones de los asesores registrados. 

Así lo ha explicado este jueves Jesús González Nieto, director gerente del MAB, quien ha aclarado que con esta actualización se sitúan "en la parte alta de la exigencia", lo que también generará mayores costes para las empresas que quieran salir a cotizar, puesto que "están obligadas a hacer más cosas". 

La principal novedad del reglamento está relacionada con la exclusión, voluntaria u obligatoria, que tendrá lugar cuando estas empresas superen los 500 millones de capitalización bursátil. En el caso de que su capitalización fuese mayor durante un periodo superior a seis meses, la compañía dispondrá de un plazo de nueve meses para pasar a cotizar en el Mercado Continuo

Estas exigencias, que, según González, no supondrán una barrera para las compañías, "generarán un plus de confianza y revertirán en una buena valoración para la empresa". Aunque desde el MAB consideran que estos requisitos no generarán un problema a estas firmas como para que decidan salirse del mercado, lo cierto es que "actualmente hay un buen número de compañías que no cumplen con las normas", especialmente en lo que se refiere al comité de auditoría y a la revisión limitada. 

En este sentido, la nueva normativa también recoge la obligación de someter las cuentas semestrales a una revisión limitada por el auditor, lo que ampliará el plazo de presentación a cuatro meses, además de la constitución de una Comisión de Auditoría con consejeros independientes. 

En relación al asesor registrado, estos deberán estar sujetos a la supervisión de la CNMV, el Banco de España, o el ICAC, y no podrán ejercer como tales si han sido sancionados o inhabiltados por el organismo regulador. 

El ambiente en el mercado pesará en las salidas al MAB

Según ha explicado el director gerente del MAB, las turbulencias por las que atraviesa actualmente el mercado "pesarán" en las salidas a Bolsa. Pese a ello, González se ha mostrado positivo en cuanto a las nuevas incorporaciones y ha señalado que en el segmento de las socimis "sigue habiendo flujo de inversión".

"Esperemos que el ambiente bursátil se asiente un poco", ha apuntado González, quien también ha remarcado que "si no nos empeñamos en estropear lo que todo puede ser veremos más incorporaciones".